Ayer jueves se daba la confirmación oficial de la reapertura del mercado de Estados Unidos para el ingreso de la carne paraguaya, tras un arduo proceso y trabajo de todos los actores de la cadena, tanto del sector público como privado. El primer embarque estaría previsto a partir de diciembre.

El hecho fue celebrado en todo el país, y conforme a declaraciones del ministro de Industria y Comercio, Javier Giménez, el ingreso económico que podría llegar a generar el envío de la proteína roja local al mercado norteamericano sería de unos USD 60 millones anuales durante los primeros años.

“Fue un día histórico, luego de décadas de intento, Paraguay finalmente tiene cupo dentro de uno de los mercados más exigentes e importantes a nivel mundial, que es el americano. No es un hecho menor, es un esfuerzo de todos los productores pecuarios, los ganaderos, la industria y el servicio público, con lo que ahora estamos en el sitial más alto”, expresó a “Así son las cosas” de canal Gen/ Universo 970 AM/Nación Media.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Paraguay logra reapertura de exportaciones de carne bovina a EEUU

Los primeros envíos se harían con cortes premium y sin huesos, y ya los consumidores estadounidenses irán definiendo los pedidos posteriormente. Foto: Ilustrativa

Hacerse de espacio

Con relación a los volúmenes previstos a ser embarcados, el titular del MIC explicó que Paraguay ingresará en la categoría “other countries”, lo que significa que compartirá con otros países de la región como Argentina, Uruguay y el principal competidor que es Brasil, el cupo otorgado de alrededor de 20.000 toneladas (t).

Es así que Paraguay también tendrá que “hacerse de espacio” dentro de una cuota cercana a 70.000 t entre todos los países de la región, con lo que se estima que los primeros años se podría llegar a ocupar un 10 a 15 % de este cupo total. Esto sería unas 10.000 t, que si se calcula a un precio de USD/t 6.000, generaría ingresos por USD 60 millones y que eventualmente irá aumentando, remarcó Giménez.

En cuanto a los tipos de corte, el secretario de Estado explicó que lo irá determinando el mercado, aunque por lo general los primeros envíos se dan con los cortes más premium y sin hueso, en lo que también ahora entrará mucho en juego el énfasis del sector privado para las negociaciones con los importadores estadounidenses.

El titular de la cartera industrial señaló a la vez lo que representa el ingreso al país norteamericano, pues es como ganarse un currículum o una suerte de ISO 9.000 como para ir adentrándose a otros mercados que van a venir como por añadidura, por lo que es fundamental este acceso, precisó.

Puede interesarle: Sector ganadero debe enfrentar problemáticas para aprovechar oportunidades

Dejanos tu comentario