El asesor jurídico de Bancard, el abogado Pedro Ovelar, compartió su preocupación con relación al manejo del Directorio de la Comisión Nacional de la Competencia (Conacom), órgano responsable de juzgar y decidir en el sumario de investigación abierto a la procesadora, a raíz de una denuncia del Banco Continental.

El experto en leyes señala que varios hechos llaman la atención, como que el propio miembro del Directorio de la Conacom, Eduardo Barros, oficie como uno de los tres jueces en el caso junto con el abogado del Banco Continental, Manuel Arias, del Estudio Jurídico Berkemeyer.

“Es sumamente llamativo que tras ser compañeros desde el sexto grado y egresados del mismo colegio y manteniendo una relación de amistad, socialmente conocida, el miembro Barros no se haya apartado proactivamente del caso, como estaba obligado a hacerlo de acuerdo con las normas de la Ley de Defensa de la Competencia”, expresa Ovelar a través de un escrito.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Capacitan a mipymes con herramientas para correcto manejo financiero

Irregularidades

Ante la inactividad e incumplimiento normativo, explica que la procesadora Bancard no tuvo más opción que formular una recusación en su contra, de modo de apartarlo del caso, sin que hasta la fecha se haya tenido una resolución. A lo que el asesor sumó que Barros no es el único miembro del Directorio que debería apartarse del sumario, pues también debe hacerlo su colega Rolando Díaz, por haber expirado, el 26 de julio de 2023, el término de 6 años de su mandato.

Alega que la gravedad se acentúa si se considera que al otorgar irregularmente una medida cautelar, obligando a Bancard a prestar sus servicios al Banco Continental, el Directorio, con la participación de Barros y Díaz, emitió una opinión anticipada sobre la decisión que adoptará al momento de dictar resolución definitiva.

El documento puntualiza que la Dirección de Investigaciones de la Conacom acusa a Bancard de supuestamente haber obligado a sus propios accionistas a contratar servicios con la procesadora. “Lo que no queda claro, ya que si Bancard es acusada de obligar a entidades financieras a que utilicen sus servicios, ¿por qué la Conacom obliga a la misma a proveer sus servicios al Banco Continental?”, cuestiona. “Lo que también deja mucho por cuestionar es el por qué el Banco Continental se rehúsa a retirarse de Bancard y contratar los servicios de su propia procesadora Bepsa, con lo que estarían compitiendo de manera transparente”, fundamenta el especialista.

Puede interesarle: Crecen las oportunidades para negocios entre Paraguay y Alemania

Directorio influenciado

Ovelar expone su preocupación, ya que tales irregularidades pueden afectar directamente a la ciudadanía. Considera que en propios ojos del “influenciado” Directorio de la Conacom, Continental propuso que la procesadora se abstenga de realizar promociones o cualquier tipo de incentivos para comercios y usuarios de tarjetas, lo cual demuestra el interés netamente comercial que busca la contraparte con este sumario, señala.

A lo que surge la interrogante, según señala el representante legal, de si la Conacom no debería acaso proteger los intereses de los consumidores y la libre competencia, y si estos acuerdos de precios y/o promociones entre competidores (cartel) no deben ser prohibidos por la comisión. Pero el Banco Continental también solicitó que Bancard dé acceso a Bepsa, que es el competidor directo, a sus sistemas tecnológicos, aduciendo no contar con las mismas funcionalidades.

Dejanos tu comentario