El aumento del caudal hídrico en Paraguay podría ayudar a la recuperación de la generación de energía, lo que significa un impulso adicional para el crecimiento de la economía. Se estima que el Producto Interno Bruto (PIB) crecería en torno al 5% con un menor riesgo de sequía.

Según el informe Escenario Macro-Paraguay de Itaú, la previsión de crecimiento del PIB para este año se mantiene en el 5%. En diferencia al informe anterior, indicaron que están menos preocupados por una nueva sequía en la cosecha de soja después de haber sufrido la peor de la historia durante el año anterior.

A su vez, mencionaron que una probable recuperación en la generación de energía será un impulso adicional para el crecimiento económico de este año. Por el lado de la inflación, indicaron que la general siguió cayendo en enero, pero la inflación subyacente rebotó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Te puede interesar: Reducción del gasoil podría ayudar a bajar la inflación en Paraguay, sostiene economista

Indican que están menos preocupados por una sequía después de la registrada el año anterior que fue una de las peores de la historia. Foto: Archivo.

El IPC mensual aumentó 0,5% desde el 1,4% de hace un año y una mediana de cinco años de 0,3%. “La cifra mensual refleja la presión alcista de un aumento estacional en las tarifas de educación y los precios de los alimentos, este último impulsado por los precios de los lácteos y las frutas frescas”, señalaron.

En tanto, una caída en los precios de los combustibles mitigó la presión alcista que se verificó en los primeros meses de este año. Sobre una base interanual, la inflación general se situó en 6,9% en febrero, desde 7,8% de enero, mientras que el IPC subyacente aumentó hasta el 7,2%.

Leé más: “Nivel de inflación de Paraguay es algo que no se ve en la región”, destacan

Por el lado de la política monetaria, mencionaron que el Banco Central del Paraguay (BCP) mantuvo su Tasa de Política Monetaria (TPM) en 8,50 puntos básicos, nivel que se observa desde hace 6 meses. Por su parte, en su informe indicaron que la expectativa de inflación se mantuvo en 5,0% para el 2023 y se ubicaron en 4,0% para el horizonte de política monetaria (18 a 24 meses).

Los analistas de la banca privada indicaron que el directorio del BCP señaló que la convergencia de la inflación a su meta está sujeta a eventuales riesgos que podrían generar un panorama de alta incertidumbre, lo que, en su opinión, sugiere que los recortes de tasas no están sobre la mesa en el corto plazo.

Leé también: Pese a alta inflación, envío de remesas aumentó el año anterior

Dejanos tu comentario