Si bien es loable el crecimiento industrial que viene experimentando el Paraguay, referentes del sector señalan que aún faltan políticas públicas de modo que empresas multinacionales de la región se sientan realmente atraídas para venir al país.

Otro aspecto que complica aún más al sector es el factor financiamiento, pues la falta de créditos a largo plazo impide realizar inversiones necesarias para adquirir maquinarias, lo cual frena la competencia con industrias de otros países. Así mismo, la política de sustitución de importaciones debe darse a través de incentivos, con una mayor promoción teledirigida.

Fueron las conclusiones del vicepresidente de Relaciones Internacionales de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Marco Riquelme, y de la presidenta de la Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay (Cemap), Carina Daher, en el debate sobre “La industrialización del Paraguay. Las amenazas y las oportunidades para acelerar el proceso”, durante el programa televisivo “Plaza pública de Dende”.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Es así que coincidieron en la necesidad de aumentar la promoción, mejorar los servicios tecnológicos en el sector público, además de remarcar la necesidad de contar con financiamientos a largo plazo para el sector industrial, que apunten a mayor desarrollo.

Lea también: Amplify crea campañas disruptivas y eficientes en la vía pública

Marco Riquelme, vicepresidente de Relaciones Internacionales de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), y Carina Daher, presidenta de la Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay (Cemap) junto con Yan Speranza en Dende. Foto: Gentileza.

Inhibidores

Riquelme considera que Paraguay tiene varios inhibidores a la hora de industrializarse; el tamaño del mercado que es pequeño, que se agrava aún más por estar colmatado por el contrabando, pues se estima que el 30% de los productos de consumo masivo y domisanitarios adquiridos en el país es de origen informal.

A lo que sumó que pese a una mayor preferencia del consumidor por los productos paraguayos, todavía hay una balanza comercial negativa de 3.000 millones de dólares al año con el Mercosur, punto en el que el industrial hizo a relucir el porqué las multinacionales no invierten en Paraguay, siendo esta la primera pregunta por responder.

“Nosotros tenemos ganas de invertir, de crecer, de arriesgarnos, pero solamente las empresas que tienen otras fuentes de ingreso pueden hacerlo. Los emprendedores que quieran proveer de algún insumo al sector, no acceden a créditos porque no existen productos financieros para el desarrollo de la industria. Los bancos no están preparados y el BNF en vez de fomentar la creación de empleo a través de la industrialización es un banco de consumo”, lamentó.

Para Daher, la falta de inversión en tecnología de parte del Estado para procesar las documentaciones del sector privado y acortar los plazos de respuesta es otro factor que impide un mayor crecimiento del sector industrial. “No hay un techo para el régimen de maquila para crecer. Nosotros creemos que somos una de las anclas, una de las banderas para la industrialización porque ofrecemos esa capacitación”, agregó.

Pude interesarle: Paraguay es un país propicio para el aterrizaje de empresas de servicios, sostienen

Dejanos tu comentario