El presidente de la Federación de Mipymes del Paraguay, Luis Tavella, manifestó que el 2021 cierra como un año complejo, a pesar que en el segundo semestre la reactivación de las micro, pequeñas y medianas empresas fue mas activa, considera que la recuperación plena recién se podría dar en dos o tres años más.

“Tuvimos un primer semestre que fue duro, producto de la pandemia, las vacunas no estaban totalmente activadas y las restricciones seguían siendo complicadas por lo que el movimiento era escaso, mientras que en el segundo semestre donde la curva de la pandemia fue bajando se dio el primer repunte importante y en el último trimestre sigo creciendo”, manifestó.

Luis Tavella, titular de la Federación de Mipymes del Paraguay. Foto: Archivo.

Señaló que hoy el sector se encuentra entre el 60% y 80% de recuperación dependiendo de los sectores.

“Hoy tenemos una economía que está volviendo a funcionar y eso ayuda a todas las empresas para cerrar el año de manera mas holgada”, añadió.

Tavella precisó que la macroeconomía ya alcanzó un 96% de recuperación, al tratarse de un segmento que no tuvo mayores inconvenientes ya que son productos comodities de exportación, pero la microeconomía fue el sector mas afectado, aunque ya se encuentra camino al equilibrio comparando con el 2019.

Lea más: El déficit fiscal fue de 3,6% en el 2021, según datos preliminares de Hacienda

“La gran expectativa es lo que va a suceder en el 2022, las restricciones ya son casi imposible de cumplirlas ya que todo está abierto y el gran desafío pasa por nosotros en cuidarnos e inmunizarnos. La economía no se puede volver a cerrar”, sostuvo.

El titular de la Fedemipyme consideró que la pandemia ha perjudicado en gran medidas a toda la fuerza que conforma la microeconomía, aunque la misma se está recuperando progresivamente.

“Estimamos que el sector de mipymes se recuperará entre dos y tres años, ya que es un segmento que arrancará el nuevo año muy endeudado, la gran mayoría a realizado un nuevo préstamo al que ya tenía para aguantar los meses que hubo restricciones”, dijo.

Varios micro y pequeñas empresas debieron endeudarse más para aguantar las restricciones y recién ahora comenzaron a recuperarse. Foto: Archivo.

Indicó que si la economía sigue avanzando permitirá que esos créditos sean abonados ya que aquellos prestamos de Fogapy se comenzarán a pagar a partir de marzo aproximadamente.

“El acceso al crédito siguen siendo complicado ya que las exigencias que tiene este sector son las mismas que se piden a una empresa grande y con esos parámetros es difícil medir la capacidad de pago. Hay un trabajo que se debe hacer”, expreso.

Acotó que se debe flexibilizar los tramites y costos para que una empresa sea formal, pues de esa manera más personas estarán dentro de la seguridad social.

“Hay que trabajar de manera diferente en materia de formalización. También se debe acceder a nuevos mercados que pueden ser parte de las compras púbicas. El 2022 va a ser clave para que se den las señales que puedan impulsar verdaderamente a las mipymes”.

Puede interesarle: Vacunatorios atenderán hasta el mediodía el último día del año

Dejanos tu comentario