Cada 8 de setiembre se celebra el Día de la Industria Nacional en Paraguay, considerada como una de las aristas más importantes de la economía del país, por la cantidad de recursos humanos que moviliza y su aporte al Producto Interno Bruto (PIB).

Para contar con precisiones más actuales, el presidente de uno de los gremios más representativos, la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Enrique Duarte, brindó a La Nación una entrevista y contextualizó la situación del sector.

Señaló que si bien gran parte de la industria hasta hace poco sufrió los embates de las medidas sanitarias, otros sectores llevaron al hombro el trabajo y sacaron adelante la industria, como el de alimentos, farmacéuticas, domisanitarios, construcción, la electromecánica y la textil como las que tuvieron un componente más fuerte en el desarrollo económico.

Lea también: Están dadas las condiciones para que la carne paraguaya se posicione en el mercado chileno

El sector textil dentro de la industria fue uno de los que pudo aprovechar el contexto de la pandemia y producir equipamientos para el sector de salud. Foto: Gentileza.

Participación en el PIB

“Hoy los números son buenos en cuanto a las proyecciones de crecimiento de la industria, incluso por encima de la previsión de la economía en general, gracias a estos sectores citados que exportan y colaboran con su participación en el PIB”, expresó Duarte.

En dicho sentido, evaluando la participación del sector secundario en el PIB, solo con la industria manufacturera y de la construcción se encuentra en el orden de los US$ 13.800 millones, que sería un poco menos del 30%, indicó el titular del gremio.

El sector industrial emplea a unos 632.000 recursos formales, que significa la cantidad de mano de obra inscripta en los registros del Ministerio del Trabajo y del Instituto de Previsión Social (IPS) y asegurados, siendo el sector manufacturero el segundo renglón más importante dentro del PIB, agregó Duarte.

No obstante, el titular de la UIP mencionó que la mano de obra se resintió desde el segundo semestre de este año, por la ola de casos y la nueva variante del COVID-19, pero se está mirando con mucho optimismo el futuro por las proyecciones auspiciosas.

Así también, aseveró que de no ser por los efectos del contrabando que una vez más está a flote, la industria ya estaría con una recuperación por encima de los niveles del 2018, antes de la recesión del 2019 por cuestiones climáticas y luego un 2020 de pandemia. Los sectores más golpeados por el contrabando son el azucarero, avícola y otros rubros alimenticios que integran también a huevos, aceite, leche, así como domisanitarios.

Lea más: Mayor demanda y recuperación seguirán influyendo en aumento de precios, advierte BCP

Las industrias en su mayoría pudieron continuar operando en cuadrillas establecidas durante el confinamiento. Foto: Archivo.

Mipymes

El sector también está compuesto por las mipymes industriales, consideradas como motores de la economía, por la mano de obra que generan y el rol preponderante que representan, según la presidenta de la Asociación de Mipymes Industriales (Asomipymes), Guillermina Imlach. “Las mipymes industriales somos las que movemos la economía y somos las que necesitamos a la hora de pedir un crédito, uno para la inversión y no de consumo como en el sistema financiero está estipulado”, recalcó Imlach.

Solo en el gremio de la Asomipymes el 80% son industriales en distintos rubros como confecciones, calzados, gráfica, metalúrgicos, muebles, software y alimentos por sobre todo. En cuanto a lo que hay que mejorar, reconoció que falta más capacitación, ya que la mano de obra calificada es carente todavía, por lo que se debe trabajar en este campo, acotó.

Nuevas inversiones

Y sobre las proyecciones en términos de crecimiento de la industria para este 2021, el viceministro de Industria, Ramiro Samaniego, manifestó que las estimaciones del Banco Central del Paraguay (BCP) hablan de un 8%, luego de un año anterior de retracción. “Estamos bastante contentos porque vemos el dinamismo, las fronteras se están reactivando porque hay varias consultas de empresarios, y de hecho las apuestas no pararon pese a la pandemia, porque de enero a agosto de este año se aprobaron 64 nuevos proyectos”, destacó el subsecretario de Estado.

Al respecto, explicó que los proyectos fueron aprobados bajo los beneficios de la Ley Nº 60/90 “Régimen de Incentivos Fiscales a la Inversión de Capital de Origen Nacional y Extranjero”, por un valor total de US$ 108 millones tanto de capital extranjero como nacional y que generará mano de obra para 2.234 personas.

El sector industrial es el principal dentro de las inversiones, con 76,81% de participación, seguido por el agropecuario con 21,69%, servicios con 0,94% y el de minas y canteras con 0,56%. Foto: Gentileza.

Podés leer: Firma brasileña de nutrición animal instaló una planta en Alto Paraná

La apuesta en el sector en cuanto a la cantidad de proyectos en comparación al mismo periodo del 2020 es de 19 empresas más, ya que el año anterior fueron aprobados 45 proyectos para 1.313 empleos.

El sector industrial es el principal dentro de las inversiones, con un 76,81% de participación, seguido por el sector agropecuario con 21,69%, luego aparecen los sectores de servicios con 0,94% y el de minas y canteras con 0,56%, según el cuadro del MIC.

Igualmente, Samaniego recalcó los sectores industriales que se fortalecieron durante la pandemia asistiendo al país en materia sanitaria, ya que en el Registro Industria en Línea (RIEL) se observa que de 2 empresas del rubro tapabocas antes de la emergencia sanitaria aumentó a 29, del rubro alcohol de uso medicinal trepó de 4 a 30, gorros quirúrgicos de 1 a 6, de lavandina había 3 registros y luego pasó a 14, batas quirúrgicas de 3 a 40 incluso y cubrecalzados de 1 a 6 empresas que se registraron para la elaboración industrial.

No se puede dejar de mencionar las últimas grandes apuestas ya iniciadas en el país, agregó, como lo son el proyecto de planta de celulosa en Concepción, el del frigorífico Marfrig en Yby Yaú, la planta de Omega Green en Villeta y el de Cecon que es un emprendimiento que llena de orgullo al país, subrayó.

Cecon: “un antes y un después en el desarrollo industrial”

La puesta en marcha de Cementos Concepción marcará un antes y después en el sector industrial en el país, afirman. Foto: Jorge Romero.

Sobre el mismo punto, el economista y exministro de Hacienda Santiago Peña señaló que Cecon “será un antes y un después en el desarrollo industrial de la zona y el país”. Sostuvo que se trata de un esfuerzo enorme tanto en la inversión, el equipo técnico para diseñar y llevar adelante una obra de semejante envergadura.

En ese sentido, mencionó que el esfuerzo más grande que se está viendo por parte de los paraguayos es el de animarse a emprender en casos nunca antes pensados, el sector privado debe entender que Paraguay ofrece grandes oportunidades, como país con estabilidad macroeconómica, con acceso al financiamiento tanto nacional como internacional, remarcó.

Ningún país en la historia moderna pudo avanzar sin el proceso de industrialización. “Esto es solo el inicio de algo que va empezar Paraguay en el proceso de industrialización, y no tengo duda que esto va continuar con más apuestas del sector privado, porque es lo que le va permitir al país poder desarrollarse”, precisó Peña.

Puede interesarle: Desarrollo industrial y social

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar