La capacidad de transporte fluvial se encuentra sumamente comprometida en los últimos meses ante la crisis que atraviesan los principales ríos del país, especialmente el Paraná y Paraguay, canales de salida de alrededor del 90% de los productos que se exportan, así como la entrada de las importaciones.

Al respecto, Juan Carlos Muñoz, director de Puertos, manifestó que por cuarto años consecutivos se sufre una bajante histórica del río, y este año es peor, tanto en el Paraná como en el río Paraguay.

“Desde el mes de abril venimos sufriendo esta situación que afecta más en el norte del país, donde navegar se hace muy difícil, por lo que estamos trabajando al 70% de la capacidad de transporte y eso impacta en la economía nacional”, señaló.

Según meteorología, los problemas no se van a superar hasta el mes de septiembre. Foto: Gentileza.

Explicó que en materia de navegabilidad nos encontramos en un momento complejo, que según meteorología no se va a superar hasta septiembre cuanto menos, debido a que la afluencia de lluvias se espera para ese mes aproximadamente y, por lo tanto, se aguarda una disminución en los volúmenes de transporte de cargas.

Lea también: Ande: bajante del Paraná elevará costo de energía, pero no para los usuarios

“Se están realizando trabajos de dragado, fundamentalmente en el norte del país; están trabajando en tres frentes para mantener navegable los tramos. Somos un país mediterráneo que está sufriendo estos embates, aunque tenemos un año con muy buenos precios, especialmente de la soja, y podría haber sido mejor si no ocurría esta bajante de los ríos”, sostuvo.

De acuerdo con lo que refirió Muñoz, desde Asunción al Sur los canales están cada vez más angostos y eso hace que las embarcaciones tengan que pasar “en fila india” en algunos tramos.

Añadió que a causa de dichos problemas el año pasado se dejaron de percibir unos 100 millones de dólares y que en este 2021 se podría dejar de percibir unos 120 a 150 millones de dólares. “Las pérdidas se dan con base a que un viaje que normalmente se hace en ocho días y ahora en quince. Además se imposibilita cumplir con los plazos de entrega”, aseveró.

Las embarcaciones tienen que pasar en algunos tramos “en fila india”. Foto: Gentileza.

La difícil situación para la navegabilidad generó una reducción de 10,3% en las exportaciones de soja durante el primer semestre de este año, en comparación con el mismo periodo del 2020.

De acuerdo con el reporte de comercio exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), hasta junio Paraguay envió al exterior 4.073.241 toneladas de soja, mientras que en el mismo periodo del año pasado se exportaron 4.541.895, cifra que representa una merma de 468.654 toneladas.

Puede interesarle: Nuevo protocolo para el ingreso al país ocasiona cancelaciones de reservas en hoteles

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar