La Dirección de Investigación Agroindustrial del Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA) logró desarrollar una formulación para la consistencia y el valor sensorial en general de una mermelada de guayaba hipocalórica o baja en calorías, utilizando la estevia rebaudiana Bertoni o ka’a he’ẽ en su estado natural.

Con la obtención de la fórmula, llevada a cabo durante una investigación por la citada dependencia, se pudo elaborar un flujograma del proceso para que se pueda llegar a un producto terminado bueno y que resulte con bajos costos, por lo que será orientado para los pequeños y medianos productores.

Es lo que señaló a La Nación la jefa del Programa de Investigación Agroindustrial de la Dirección de Investigación Agroindustria del IPTA, Noemí Bernis.

Lea también: Productores de Caaguazú denuncian estafa por parte de una empresa agroexportadora

Ingredientes sin aditivos

“El objetivo de la investigación era poder evaluar la consistencia de un producto terminado, utilizando ingredientes naturales sin componentes químicos ni aditivos o aglutinantes, en este caso con materia prima producida por el IPTA mismo como la guayaba y el ka’a he’ẽ”, expresó.

Básicamente, lo que los desarrolladores del IPTA querían saber es si al usar tales materias primas, en este caso la variedad paluma de la guayaba, que fue adquirida de Brasil y se mantuvo la misma genética, junto con el extracto del ka’a he’ẽ de la variedad eirete que tiene mayor cantidad de dulzor, mantendrían esta composición para lograr un producto aceptable, lo cual se pudo demostrar, explicó Bernis.

Foto: Gentileza.

Reducir costos a pequeños productores

Fue así que se logró desarrollar la fórmula para mantener la consistencia y el sabor al utilizar el extracto en estado natural del ka’a he’ẽ, producido en el IPTA.

Asimismo, se busca de esta manera promover e impulsar las nuevas tecnologías destacadas de la Dirección de Agroindustria del IPTA que encara los procesamientos del rubro de alimentos, a modo de encontrar también posibles licenciatarios.

El siguiente paso será encontrar el mecanismo para que los pequeños y medianos productores puedan incorporar la formulación desarrollada para elaborar una mermelada de guayaba hipocalórica, una fruta tan abundante en el país.

En ese sentido, la licenciada Bernis mencionó que el programa se llevó a cabo en el marco del proyecto “Implementación del Plan de Negocios de las Oficinas de Transferencia de Tecnología y Resultados de la Investigación (OTRI) y el Centro de Investigación Hernando Bertoni (CIHB) del IPTA-Caacupé”, financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través del programa Prociencia, con apoyo del Fondo para la Excelencia de la Educación e Investigación (FEEI).

A partir de ahora se estará trabajando con OTRI, a modo de bajar a la realidad y llegar a los pequeños y medianos productores que estén interesados, que de hecho ya los hay, y con quienes ya mantuvieron conversaciones en la zona de Cordillera.

Para dar a conocer los resultados y realizar las pruebas sensoriales, se realizó recientemente una jornada técnica de presentación en el CIHB-Caacupé, en la que participaron algunos productores y demostraron interés tras una encuesta realizada, agregó la encargada de Agroindustria del IPTA.

Orientada a nuevas exigencias saludables

En cuanto a la producción, la profesional aclaró que no fue a gran escala, ya que el objetivo básico era demostrar que sería posible, por lo que se enfocaron más bien en la metodología y en que se puedan disminuir los costos, logrando un producto lo más natural, por ende saludable, y rentable posible.

Y es justamente lo que posee esta mermelada, ya que es hipocalórica con menos calorías, menor grado de procesamiento y aditivos químicos, enfocado a ser lo más natural posible.

Puede interesarle: Ingresos del complejo porcino aumentaron 30% hasta mayo

Es así que la nueva mermelada desarrollada se enmarca a las nuevas clasificaciones tendenciales de alimentos saludables, que tiene el fin de consumir menos aditivos, al tiempo de darle un valor agregado al producto, ya que los consumidores hoy en día toman más conciencia a la hora de optar por productos naturales.

Por último, ante la consulta sobre si se tiene previsto aplicar la fórmula para otras frutas igualmente abundantes a nivel local, Bernis indicó que la investigación fue exclusiva para la guayaba, pero que no se descarta ir probando en otras especies, para lo cual se tendrán que realizar nuevos desarrollos conforme a las consistencias de cada variedad, precisó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar