En el próximo mes de junio deberá realizarse la reunión del Consejo Nacional de Salarios Mínimos (Conasam), ocasión en la que se evaluará el aumento o no del salario mínimo (SM) vigente, luego del informe técnico del Banco Central del Paraguay (BCP) sobre el Índice de Precios al Consumo (IPC).

Es lo que manifestó la directora de Trabajo, Karina Gómez, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS), en contacto con Radio Nacional, respecto a la petición de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de subir el salario mínimo legal vigente.

“Hay un pedido de modificación del salario mínimo, por representantes del sector de trabajadores que se está tratando, y una vez que quede designado y conformado, el Consejo podrá reunirse”, expresó Gómez.

Evaluación del impacto económico

Hay que mencionar que la Ley N° 5.764/16, que modifica el artículo 255 de la Ley N° 213/93, “que establece el Código del Trabajo”, y deroga el artículo 256 del mismo, establece que en el mes de junio de cada año, los miembros del Consejo deben reunirse para analizar el reajuste del salario mínimo sobre la base del índice de precios al consumidor.

Así mismo, se evalúa el impacto a la economía local del IPC, que se presenta en el sexto mes citado por la central de bancos, por lo que se deberá aguardar dicho momento para estudiar el reajuste del salario mínimo, que actualmente asciende a G. 2.192.839.

Lea también: Paro indefectible de 40.000 camioneros generará perjuicios económicos

El actual salario mínimo de Paraguay es de G. 2.192.839, tras el último reajuste en 2019. Foto: Archivo.

Sin reajuste en 2020

La última variación realizada fue en el 2019, ya que el anterior año 2020 no se realizó el reajuste por el contexto de la pandemia que se había acentuado, y no se consideró pertinente la modificación. Desde la CUT plantearon, en proporción a la actual coyuntura económica alegando que el actual SM no alcanza, que el aumento debería ser al menos de un 30%, unos G. 510 mil en promedio.

Esto, teniendo en cuenta que el aumento aplicado en función a la inflación en base al IPC, sería ínfimo para la clase trabajadora, que podría situarse en un 4,0% conforme a la proyección de los agentes económicos, es decir, unos G. 87.000.

Puede interesarle: Contexto económico podría mejorar en segundo semestre con llegada de más vacunas

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar