Tras la implementación del Proyecto de Desarrollo Integral de la Agricultura Familiar Paraguaya (DIAFPA) que arrancó para la campaña 2019-2020, ya fueron beneficiados 11.426 productores de siete departamentos a la fecha.

El objetivo del mismo es llegar a 20.000 productores de los departamentos de Alto Paraná, Concepción, San Pedro, Canindeyú, Cordillera, Caaguazú y Caazapá, y actualmente fue implementado con 14.958 hectáreas, llegando así a un 95% de ejecución, según informaron desde el Viceministerio de Agricultura.

Lea también: Impulsan el desarrollo y mejoramiento del sector yerbatero

A la fecha, ya fueron beneficiados 11.426 productores de siete departamentos. Foto: Archivo.

Mecanización de la producción

Lo que pretende el proyecto es la adecuación de las tierras para que los productores puedan mecanizar su producción en los principales rubros con que se trabaja que son sésamo, maíz y soja, y también incluye lo que es el encalado, fertilización y siembra mecanizada.

Los avances del citado plan fueron expuestos durante la Reunión del Comité Operativo del Proyecto DIAFPA, que es financiado por la Itaipú Binacional por más de US$ 4,8 millones junto con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) que dispuso de fondos propios por más de US$ 1 millón, y es implementado por la Oficina de Proyectos de las Naciones Unidas (Unops), a más de contar con el acompañamiento de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

Parte del objetivo se centra también en facilitar la producción y comercialización de los cultivos, que permitan la reducción de la pobreza, y se pretende llegar a la preparación de suelo y siembra mecanizada de 17.000 hectáreas de terreno.

Puede interesarle: Unos 18.000 kilos de mburukuja producidos en Caazapá fueron comercializados

Así también, el plan contempla la provisión de insumos agrícolas como fertilizantes y semillas de rubros de consumo y renta; principalmente sésamo, soja y maíz, biotecnología y la aplicación de técnicas de agricultura de conservación como la siembra directa y recuperación de suelos mediante la siembra de abonos verdes.

Los ejecutores del proyecto destacaron que actividades como esta, promueven la asociatividad en comités de los labriegos, con lo que se puede mejorar la productividad agrícola, por lo que se apuntó a fortalecer la agricultura familiar paraguaya, a más de beneficiar a familias en situación de vulnerabilidad, pobreza y extrema pobreza. Hay que mencionar que la producción de los tres rubros mecanizados; soja, sésamo y maíz, es destinada tanto para consumo local así como a la exportación, dependiendo del criterio de cada comité agrícola.



Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar