Luego de nueve meses consecutivos de inflación mensual, la canasta básica familiar mostró una deflación en abril del 2021, es decir, presentó una reducción de precios. El informe presentado este martes por el Banco Central del Paraguay (BCP) señala que en el cuarto mes de este año se observó una baja de precios de -0,1%.

La última vez que se registró una reducción de precios de la canasta familiar fue en junio del 2020, mes en que el resultado fue de -0,4%. Desde julio a diciembre del 2020, los resultados fueron de 0,5%; 0,5%; 0,3%; 0,5%; 0,7% y 0,6%; mientras que en enero, febrero y marzo de este año, la inflación mensual fue de 0,5%; 0,1% y 0,1%, respectivamente.

Con la deflación de abril, la inflación acumulada en los primeros cuatro meses del 2021 se ubica en 0,6%. Mientras que la inflación acumulada en los últimos doce meses, que es un parámetro utilizado para tener una idea de cómo podría cerrar el año, asciende a 2,5%, ubicándose en el límite inferior de la meta de inflación anual del BCP, que es del 4%, con un rango de +/-2%.

Leé también: Cantidad de faena cayó 12,5% en abril y anticipan que la tendencia seguirá

El resultado de abril estuvo explicado principalmente por la reducción de precios de los productos frutihortícolas. Foto: Gentileza

Motivos

Gustavo Cohener, director del Departamento de Estadísticas del sector real del BCP, señaló que la deflación de abril está explicada principalmente por la reducción de precios de los bienes alimenticios, especialmente los productos frutihortícolas, cuyos valores se redujeron en -0,4% durante el periodo estudiado.

También incidieron la baja de precio de la carne vacuna y también de los sustitutos de la carne bovina, como la carne de cerdo y menudencias, que también siguieron en abril la tendencia a la baja.

Te puede interesar: El 70% de las mipymes coincide en que se necesita renovación o refinanciación de créditos

No obstante, Cohener explicó que esas reducciones en frutas, verduras, carnes y menudencias fueron atenuadas en parte con la suba de precio del aceite, cereales, productos panificados, harinas, entre otros. El incremento de estos productos está explicado por la suba de las cotizaciones internacionales de las principales materias primas (soja, trigo, etcétera).

Asimismo, se observaron en abril aumentos de precios en otros productos como lácteos, queso y otras comidas semipreparadas, señaló el técnico del Banco Central.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar