Una vez más el Gobierno anunció medidas restrictivas con relación al horario de circulación que estarán vigentes desde mañana martes 27 de abril hasta el 10 de mayo, y que nuevamente afectan a uno de los sectores sumamente golpeados como el gastronómico, que tomó la decisión a raíz de esto de cerrar los locales durante estos 15 días y enviar a todos sus empleados a suspensiones.

Para transmitir la postura y llegar a tal disposición, la comisión directiva de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) se reunió el día de ayer de modo de evaluar las consecuencias del nuevo decreto que una vez más solo “ahuyenta al público de los restaurantes y crea miedo en la sociedad”, según el presidente del gremio, Oliver Gayet.

Lea también: Sector gastronómico: 15.000 personas más serán suspendidas debido a restricción de horario

Aseguró que el formato no compensa debido a que la mayor parte de la facturación de los restaurantes es a la noche, en torno al 70%, y la medida solo permite abrir hasta las 20:00 y luego seguir con el servicio de delivery; es decir, estarían operando sin ese porcentaje y prácticamente para cubrir solo hasta el horario de almuerzo o el 30%, lo cual no compensa.

Cierre intermitente

“La decisión que tomamos ayer es la de no abrir directamente, vamos a cerrar y suspender a todos nuestros personales. También le vamos a presentar al Gobierno todas nuestras facturas de deudas pendientes durante estos 15 días que nos obligan a un cierre técnico, a ver si ellos se hacen cargo de todas nuestras cuentas”, aseveró Gayet.

En cuanto a la cantidad de empleados que serán afectados, indicó que dentro de la ARPY y los que competen a funcionarios formales, estarán enviando a suspensión a 10.800 personas, cuyas solicitudes serán ingresadas hoy para que empiece a regir desde mañana.

Si bien el sector mantuvo constantes reuniones con las autoridades, lo que consiguieron es arrastrar solo promesas, dijo, en vista a que una vez más se los encerrará. Y el planteamiento desde la ARPY fue que si esto se tuviera que dar, tendría que venir acompañado de una propuesta económica, lo cual no lo hicieron.

A lo que añadió que desde hace meses las autoridades prometen una solución con uno de los principales problemas, que es la Ande, y ahora los propietarios de restaurantes presentarán las facturas al Gobierno, ya que se volvió insostenible hacerse cargo de todo, como préstamos por pagar, alquileres, servicios básicos, entre otros, señaló.

Restaurantes no son foco de contagio

El titular de la ARPY recordó que hace un mes atrás ya tuvieron que encerrarse por 8 días por indicaciones de las autoridades, de modo de bajar o mantener al menos la curva de contagios, pero solo empeoró, los contagios se duplicaron y las muertes se triplicaron, por lo que evidentemente los restaurantes no son fuentes de contagio, reiteró.

Puede interesarle: Locales gastronómicos se debaten entre el cierre y no acatar medidas restrictivas

Con relación a alguna alternativa de trabajar junto con los distintos gremios empresariales, Gayet indicó que a estos no les interesa y que más bien van detrás de los intereses de las grandes empresas que facturan millones de dólares, de un grupo pequeño y no de los que generan miles de empleo en el país, como lo es el sector gastronómico entre formales e informales, sentenció.

En ese sentido, mencionó que conforme a una encuesta realizada por la Senatur en el 2019, se encontró que en el sector gastronómico trabajaban unas 123.500 personas incluso.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar