Nueva Italia, ubicada a unos 52 kilómetros de la capital, es una ciudad situada al sureste del departamento Central. Es conocida como tierra de labriegos por su eminente cultivo de piñas, batatas, tomates, melones, sandías, pero que también ofrece sitios muy atractivos para disfrutar de un fin de semana, una vez que la situación sanitaria a nivel nacional nuevamente lo permita.

Esta región es además sede de una de las reservas naturales más importantes del país, las conformadas por el lago Ypoá y sus alrededores, que se convierten en grandes atractivos turísticos que ahora pueden ser explotados.

Mirador. Foto: Gentileza.

Asimismo, el arroyo Ca’añave podría ser un lugar fantástico para navegar en botes o kayak debido a que su correntada es tranquila y también tiene un cauce sinuoso. Entre los lugares hermosos que rodean a Nueva Italia se encuentra la serranía del Cerro Ñu, las colinas de Ita Ybaté, los humedales y esteros que conforman el sistema hídrico del lago Verá.

Lea también: Gobierno anuncia nuevas restricciones para Semana Santa

Posee un magnífico lugar denominado “Humedales-Mirador ecológico sobre el Ypoá”. Es un emprendimiento privado, pero de acceso gratuito, especial para observar desde el mirador el gran esteral y la cuenca del lago Ypoá.

Los atardeceres al lado del lago Ypoá son únicos, especialmente en temporada otoñal. Foto: Gentileza.

Igualmente tiene atractiva historia, porque fue fundada en la primera década del siglo XX a fin de albergar a inmigrantes italianos refugiados de la Primera Guerra Mundial, de donde proviene justamente su nombre.

Es una ciudad muy tranquila y apacible. Caracterizada por sus paisajes en los alrededores en donde puede descubrir las serranías y sus arroyos. Su población se dedica al cultivo y a otras actividades comerciales.

Cuenta con uno de los pocos paseos con árboles de lapacho amarillo. Foto: Gentileza.

Su Santo Patrono es San Isidro Labrador. El 14 de mayo es su fiesta patronal, día en que también se recuerda su fundación.

Además, durante un momento del año, el paseo central de la avenida principal de la ciudad desata un espectáculo visual proveniente de la mejor mano artística del planeta.

Son unas cuadras que explotan y contrastan el cielo azul gracias al florecimiento de los árboles de tajy sa’yju (lapacho amarillo) y lapachos rosados que sin dudas ofrecen un paisaje prácticamente único en el país por tener los árboles a ambos lados del caminero. Generalmente entre agosto y setiembre encontrarás esta maravilla.

Nueva Italia cuenta con varios lugares donde hospedarse, así como las demás localidades lindantes con la ciudad.

Rodea a Nueva Italia la serranía del Cerro Ñu, las colinas de Ita Ybaté. Foto: Gentileza.

Puede interesarle: Catastro extiende hasta junio el periodo para actualización de registros

Dejanos tu comentario

17H

¿Qué acciones debe emprender Tributación para lograr una mayor formalización?

Click para votar