La presidenta de la Asociación de Empresas Paraguayas de Proveedores para Eventos (Aseppe), Sonia Cáceres, conversó con el equipo de Universo 970 AM y GEN esta mañana, para poner en contexto la problemática actual del país y cómo se ven afectados desde su sector en específico ante esta nueva propuesta del ministro de Salud de parar las actividades nocturnas.

Al respecto, dijo que lo vio al ministro Julio Mazzoleni en la conferencia de ayer como errático y nervioso, y fue tajante al referir que no están de acuerdo con que se tenga que volver a atacar a las empresas y rubros formales que sí cumplen con los protocolos, tratando de estar activos de alguna manera, siendo que a los informales a los que se debe atajar.

Lea también: Restaurantes aseguran medidas para abrir una hora más sin riesgos de contagio

“Cuando Mazzoleni dijo ayer escuelas abiertas, bares y vida nocturna cerrada, lo dijo como opinión personal, pero sabemos que todo lo que él recomienda el presidente lo apoya, y eso nos parece una barbaridad. Creemos que antes de cerrar cualquier rubro, hay que hacer un análisis profundo. Si las familias que se dedican a actividades nocturnas no pueden trabajar, cómo van a pagar las escuelas”, expresó.

Un año de quiebras

Aseveró que si llega a haber algún tipo de retroceso, toda la ciudadanía se va a levantar, ya que el pueblo está harto de un año de quiebras y una vez más atacar a las familias que también trabajan de noche, cumpliendo con los protocolos sanitarios y respetando las medidas, consideran un atropello.

“Está bien que se realicen más controles, pero queremos más controles sanitarios eficientes y menos controles extorsivos porque esa es la realidad que venimos sufriendo desde hace mucho tiempo, que se controle a los informales y clandestinos también que a causa de estas actividades es que todo se descontrola”, sentenció.

Es así que solicitó al Ejecutivo no golpear nuevamente solo a los sectores que ya vienen lidiando con las restricciones desde hace un año, como gastronomía, eventos y afines, al tiempo de apoyar también a los trabajadores de Ciudad del Este, al no estar de acuerdo con el eventual toque de queda. “Decimos no al toque de queda en Ciudad del Este, o todos o nadie”, agregó.

Puede interesarle: Basanomics: excesiva demora de vacunación es un riesgo para el crecimiento económico

No al toque de queda

En ese sentido, sobre la propuesta de encaminar a Ciudad del Este a una ciudad espejo como lo hace Foz de Yguazú, Cáceres respondió que ellos, a diferencia de acá, sí reciben asistencia de la gobernación, de la prefectura y del gobierno con posibilidades de quedarse encerrados y sin trabajar.

“Ciudad del Este es un espejo roto porque no recibe nada, no hay camas de UTI, y les parece que cualquier rubro pueda dejar de trabajar. No, porque no tenemos dinero para pagar, desde hace un año que estamos parados y ya hay préstamos vencidos. Es imposible que tengamos que parar de vuelta”, expresó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar