La Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco) tomó muestras de precios de 60 productos de la canasta básica familiar ofrecidos en varios supermercados del departamento Central en la semana correspondiente del 2 al 5 de marzo. En total fueron visitados cuatro supermercados.

Los montos en guaraníes que se indican en el informe son de acuerdo a la unidad de medida de cada producto, basados en los precios de cada supermercado visitado. La toma de muestras se realiza en forma semanal, señala el reporte.

El listado de productos comprende a los siguientes rubros: panificados, a granel, cárnicos, almacén, domisanitarios, lácteos, aseo personal, y frutas y verduras.

Los precios de varios productos sufrieron variaciones encareciendo su valor para el consumidor final. Foto: Archivo.

Según la revisión ejecutada, en el rubro de carnes varias fueron verificados 17 productos, donde en su mayoría observaron disminuciones en sus precios como la carnaza blanca, paleta, carne molida, costilla, vacío y puchero; mientras que en otros cortes como la rabadilla, paleta de cerdo, pechuga y ala de pollo sufrieron variaciones en encarecieron sus costos.

Lea también: Consejo de Zonas Francas aprobó la instalación de planta de celulosa en Concepción

Otro producto que tuvo un salto en su precio es el huevo, yerba mate, pan felipe, coquito, fideo, arroz, azúcar, harina de maíz, al igual que la leche entera, queso, yogurt, manzana, naranja, así como la lavandina, detergente, entre otros. Cabe señalar que de los 60 productos monitoreados, 28 de ellos subieron sus precios en comparación a la semana correspondiente al 22 hasta el 26 de febrero.

La muestra que realiza Sedeco es aleatoria y busca asegurar la libertad de decidir del consumidor, incrementar el nivel de información disponible y promover la transparencia del mercado, de manera de crear consciencia en los consumidores para que sean selectivos y exigentes a la hora de elegir. Esta información antes del acto de consumo, posibilita al consumidor poder leer, comparar y luego elegir lo que va adquirir.

La secretaría insta a los proveedores a mantener precios razonables, reduciendo al mínimo el margen de ganancias en esta canasta básica familiar, considerando la situación sanitaria por la que estamos atravesando, hecho que requiere un compromiso de todos, otorgando la posibilidad de compra a consumidores reduciendo así el impacto en la economía familiar.

Puede interesarle: Julio Borba: nuevo ministro interino de Salud, de perfil bajo y comedido

Dejanos tu comentario

15H

¿Cómo califica el plan de vacunación para adultos mayores hasta la fecha?

Click para votar