El Grupo ECB ha firmado hoy un contrato de 30 años para la compra de 300.000 toneladas anuales de “aceite de reforestación” a la empresa holandesa Investancia, líder en industria agroforestal e investigación. El acuerdo es válido hasta 2055 y representa un avance significativo en la transición mundial hacia el transporte ecológico.

El Centro de Cultivo, Investigación y Desarrollo (I+D) de Investancia, situado cerca de Carmelo Peralta en el Chaco paraguayo, es el mayor centro dedicado a la producción de árboles de pongamia de élite del mundo. Su actual capacidad de producción anual de 1 millón de árboles, y aumentará en los próximos 10 años hasta un total de 50 millones de árboles, plantados en 125.000 hectáreas.

Un informe de MEO CarbonSolutions (que forma parte de ISCC - International Sustainability Et Carbon Certification) indicó que el aceite de pongamia tiene uno de los niveles de Intensidad de Carbono (IC) más bajos de todas las materias primas disponibles y es tres veces menos intensivo en carbono que otras materias primas.

El director general y fundador de Investancia, Marcel van Heesewijk, comentó que se encuentra orgulloso de haberse asociado con la inversión estratégica del Grupo ECB para establecer la primera gran refinería de HVO/SPK del hemisferio sur.

“Durante el último año hemos podido desarrollar conjuntamente planes para poner a Sudamérica y más concretamente a Paraguay en el mapa como región líder en combustibles verdes de la próxima generación, utilizando materia prima generada por nuestras actividades de reforestación certificada en el Chaco paraguayo. Nuestros esfuerzos combinados tienen un impacto inmediato y múltiple en el cambio climático”, añadió.

Te puede interesar: Confirman aumento del 70% de productos de la canasta básica en una semana

Para Erasmo Carlos Battistella, CEO de ECB Group, con este acuerdo de suministro de aceite de pongamia buscan diversificar la cartera de materias primas para el funcionamiento de la biorrefinería Omega Green, “con soluciones con menor intensidad de carbono entre los cultivos de producción de aceites vegetales”.

Según él, se trata de una decisión concreta e innovadora que a medio plazo puede satisfacer un tercio de lo que se consumirá como materia prima para la producción de Omega Green. “La decisión también representa ya un impacto positivo directo para la economía de Paraguay al fomentar la producción agrícola dentro de un sistema de reforestación que ayuda a la captura de carbono”, aseguró.

El aceite de pongamia será utilizado por el Grupo ECB en su nueva biorrefinería, Omega Green, situada en Villeta (Paraguay), cerca de Asunción. El grupo ya firmó contratos con Shell Trading (EE.UU.) y BP, en un contrato plurianual que suministrará aproximadamente 1.000 millones de litros de gasóleo renovable y combustible de aviación renovable al año. Se espera que los contratos se extiendan entre 2024 y 2029, con un total de más de 4.000 millones de litros de los productos que ya están en el mercado.

El impacto del árbol de pongamia va más allá de la producción de aceite vegetal. Los árboles son muy sostenibles y adaptables, no necesitan fertilizantes y son muy eficientes en la eliminación de carbono. Cada árbol captura una media de 44 kg de CO2 al año, el valor más alto de cualquier cultivo de producción de aceite. El salvado de pongamia procedente del proceso de extracción del aceite también tiene un alto contenido en proteínas y se destina como materia prima para la producción de piensos.

Lee también: Primera planta de tratamiento de aguas residuales de Asunción, a un mes de su inauguración

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar