El intendente de la fronteriza ciudad de Salto del Guairá, Carlos Haitter, manifestó que luego de varios meses de nula actividad, se puede decir ahora que el movimiento mejoró y comparó a la economía del lugar a la situación sanitaria como recuperada progresivamente.

“Antes decía que por la cantidad de casos de COVID-19 estábamos sanos, pero la economía estaba en terapia intensiva, ahora podemos decir que pasamos a terapia intermedia”, expresó esta mañana en un contacto con la 650 AM.

La actividad económica mejoró en comparación con hace 3 o 4 meses, cuando todo seguía parado desde el inicio de la pandemia en marzo. Foto: Archivo.

Lea también: Confianza del consumidor tuvo un importante incremento en noviembre

Haitter señaló que los comerciantes actualmente están mucho más entusiasmados de lo que era hace 3 o 4 meses atrás y que se observa que Salto del Guairá, económicamente, se está despertando pero que entienden que la recuperación será de forma gradual.

Al respecto, dijo que se puede apreciar la existencia de turistas que están ingresando y si bien, no con el mismo volumen de antes, la diferencia se puede notar en las calles por la presencia de brasileños que ingresan a Salto a realizar sus compras, aseguró.

“Las ciudades que vivimos del turismo comercial en las fronteras siempre esperamos épocas claves del año para aumentar las ventas, como fin de año. Y esperamos que mejore aún más”, agregó.

Puede interesarle: Lanzarán cursos técnicos gratuitos de puestos más demandados en Alto Paraná

Incursión en turismo vacacional

En ese sentido, el titular de la comuna mencionó que este viernes 18 de diciembre, se realizará la inauguración de la playa y costanera en Salto del Guairá, lo cual será algo nuevo para la ciudad, que se proyectaba para ayudar a la economía local con la nueva incursión del turismo vacacional. Con eso se espera que pueda dar a corto plazo resultados positivos, ya que tal y como siguen los casos de COVID-19 en aumento, todavía tendrán que prohibir la entrada de personas.

Si bien el aumento de casos comunitarios era de esperarse, lo que se está dando es que las personas se están acostumbrando a la presencia del COVID-19. “Al virus ya se lo ve instalado en la sociedad y se piensa que en algún momento el contagio llegará a todos y si se baja la guardia. Ojalá que la vacuna pueda empezar a ser aplicada en el primer semestre del próximo año ya”, sentenció.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar