Por Nilza Ferreira

nilza.ferreira@gruponacion.com.py

A escasos días del cierre del 2020, el titular de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) del Ministerio de Hacienda, Óscar Orué, esbozó un panorama alentador para la economía nacional.

El viceministro adujo que las medidas implementadas para mitigar el impacto del COVID-19 mediante algunas flexibilizaciones en materia tributaria contribuyeron a atenuar el efecto de la crisis sanitaria global. “Estamos yendo bien este mes de diciembre, en el que estamos viendo una recaudación sostenida, y creo que (el impacto) va a ser mucho menos de lo que nosotros habíamos programado”, comentó Orué en entrevista en Unicanal.

Te puede interesar: Tributación expone avances en leyes para combatir la evasión fiscal

Ratificó que la recuperación económica se da en un tiempo mucho más rápido de lo esperado. “Eso habla a las claras de que lo que hicimos en algún momento funcionó y que el sector privado se comprometió y cumplió”, destacó.

El viceministro de Tributación, Óscar Orué, adujo que las medidas implementadas para mitigar el impacto del COVID-19 mediante algunas flexibilizaciones en materia tributaria contribuyeron a atenuar el efecto de la crisis sanitaria global. Foto: Archivo.

Enumeró las medidas que incidieron en que el impacto fuera menos de lo proyectado. Dijo que la flexibilización y exoneración de multas por contravención, así como la reducción de impuestos para ciertos segmentos de la economía, dieron un resultado positivo.

“El desafío es doble porque estamos en plena implementación de una reforma tributaria después de 27 años. Entonces, fue trascendental buscar un poco el equilibrio entre la implementación y, por otro lado, buscar flexibilización para que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones”, significó.

Todo el equipo humano de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) celebra el auspicioso pronóstico para la economía, mencionó el viceministro.

Nuevos contribuyentes, repercusión positiva

El viceministro de Tributación también se refirió al crecimiento que se experimentó en el ámbito de las recaudaciones y el aumento del número de contribuyentes. En este punto hay una especie de “repercusión positiva” de la pandemia en cuanto al caudal de nuevos aportantes captados, producto de la formalización.

“En primer lugar, la gente se quedó sin trabajo y comenzó a emprender. Y entendía que la única forma de poder salir adelante, de poder desarrollarse, es justamente formalizándose. Entonces, ahí vimos una ventaja”, expresó.

En segundo lugar, destacó que el incremento se dio porque los ciudadanos están comprendiendo los nuevos regímenes poco conocidos que son el Simple y el Resimple. “Realmente nos sorprende el número de nuevos contribuyentes”, afirmó.

Recordemos que desde enero de este año, como parte de la simplificación del sistema tributario y por decreto Nº 3.182/19 del Poder Ejecutivo, se incorporó una nueva modalidad de liquidación del impuesto. Es así que el Impuesto a la Renta Empresarial (IRE) reemplaza al IRPC, Iracis e Iragro, y cuenta con un régimen general simplificado para medianas empresas (Simple) y el simplificado para pequeñas empresas (Resimple).

“Tuvimos una particularidad, más de 2.000 personas eran adultos mayores. Tuvimos 93.900 contribuyentes nuevos, a diferencia del año pasado que fueron 90.000. Pero el neto es 82.551 nuevos contribuyentes, un crecimiento del 3,9% con relación a lo que es persona jurídica y más del 10% con relación a lo que son personas físicas”, concluyó.

Leé también: GEN transmitirá este sábado el foro de emprendedores

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar