Bajo la premisa de conducir inversiones y otorgar valor, tanto para inversionistas como para quienes buscan financiamiento, Basa Capital estructuró y colocó acciones electrónicas en el Mercado de Capitales, emitidas por el Sudameris Bank.

La emisión se concretó el 7 de diciembre y el monto total de la misma fue de G. 60.000.000.000, a una tasa del 10,50%, con la opción de recompra por parte del banco Sudameris a partir del 2025, correspondiente a la emisión Subclase A, y 2026, correspondiente a la Subclase B.

Lee también: PGN 2021: afirman que plan de gastos se puede administrar y ajustar

La adquisición de acciones electrónicas de Sudameris representó una gran oportunidad para los inversionistas de diversificar su porfolio de inversiones, adquiriendo un título con un rendimiento atractivo y una calificación superior al promedio.

Sudameris Bank SAECA es un banco comercial de capital abierto, especializado en el segmento corporativo. La institución bancaria cuenta con una calificación Calificación AA-py con tendencia fuerte otorgada por la calificadora FIX SCR. El objetivo principal de la emisión es la de continuar potenciando el capital y seguir con la estrategia de crecimiento corporativo de la institución financiera.

Te puede interesar: Instalarán conceptos para despertar el espíritu emprendedor a través de la creatividad e innovación

Innovación

La emisión de acciones electrónicas es una innovación fundamental para la expansión, transparencia y dinamismo del mercado de capitales en el país. Específicamente, esta emisión es la primera emisión de acciones preferidas 100% electrónicas emitidas por un banco en nuestro país.

Recordamos que Basa Capital estructuró y colocó las primeras acciones electrónicas del país en el 2019, un hito en el mercado de capitales paraguayo que representó un gran paso en el mercado, incorporando mejores prácticas globales de los mercados más desarrollados a nivel mundial.

Entre algunas de las numerosas ventajas que presenta la emisión de acciones electrónicas podemos citar: una mayor liquidez del título, asegurando una mayor transparencia en la cotización; una facilidad en negociación de los títulos y en tiempo real a través de plataformas digitales; mayor seguridad en la custodia de los títulos electrónicos en la BVPASA; menor costo operativo y ahorro en tiempo y trámites, ya que no se imprimen títulos físicos y un riesgo operacional menor, entre varios otros.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar