Tras la jornada de ayer miércoles 14 de octubre en que empezaron las primeras precipitaciones en varios puntos del país y continuaron en la madrugada de hoy, finalmente se dan las condiciones para la siembra de los cultivos agrícolas, un factor más que importante ya que la lluvia es un determinante para los resultados económicos del próximo 2021.

Al respecto, el investigador científico y especialista en clima, Norman Breuer, señaló a La Nación que tanto los productores de soja como los de la agricultura familiar estaban esperando estas lluvias para sembrar, con lo que ahora se puede avanzar.

La siembra de la soja estaba retrasada a falta de la lluvia. Foto: Archivo.

Lea también: Con reapertura de frontera, esperan repuntar recaudaciones totales

“Ha llovido también en zonas de pasturas, que podrán comenzar así el rebrote primaveral. Finalmente, en muchas zonas castigadas por grandes incendios, la lluvia ha ayudado a mitigar el problema, hasta extinguiendo en algunas zonas, como San Rafael, aunque no hay que bajar la guardia”, reveló.

Se dieron reportes de lluvia en los distintos puntos del país, como en Pirapó, Itapúa que registró 50 mm de lluvia, en Mbutuy - Caaguazú cayó 25 mm, en la Colonia Ceibo de Puerto Pinasco en Presidente Hayes 40 mm, y en Guajayvi, San Pedro unos 40 mm.

Determinante para el 2021

Al efecto, el economista y exminsitro de Hacienda, Manuel Ferreira, calificó a las lluvias registradas como la mejor noticia en mucho tiempo, lo suficiente para el inicio de la siembra, ya que la lluvia es un determinante para los resultados económicos del 2021.

Se espera un buen performance

“Se apagan los fuegos, se inicia el rebrote del pasto y mejoraría la calidad del aire. También hay lluvia en el Pantanal para iniciar la recarga del río Paraguay, y lo mejor es que seguirá lloviendo”, recalcó.

Para el Paraguay, la agricultura debe tener una buena performance para que los demás sectores, sobre todo comercio y servicios que son los más afectados por la pandemia, puedan recuperarse, agregó.

A lo que sumó que el país fue afectado en este año no solo por la pandemia, sino también por la fuerte sequía, que impactó mucho en el Chaco y la ganadería, y a consecuencia de ello la bajante de los ríos, que afectó el comercio y la producción de electricidad, señaló Ferreira.

Puede interesarle: Dragado no está teniendo la eficiencia necesaria y suma pérdidas a las importaciones

A los registros de lluvia publicados por Breuer en su cuenta de twitter, el especialista en suelos y nutrición de plantas, Hugo González, también reportó algunas precipitaciones en la zona del Alto Paraná e Itapúa como en Itakyry que registró 45 mm de lluvia, en el Barrio San Pedro 38 mm, en la Colonia Bergthal cayó 60 mm, en Santa Teresa 25 mm, Katuete con 50 mm, en Cedrales 30 mm, en Capitán Miranda unos 35 mm, al igual que en la Colonia Yguazú 30 mm.

No obstante, las zonas con mayores acumulados de lluvias son Presidente Hayes con 64.4 mm, Pilar con 43.4 mm, en Pirapó llovió 44 mm, Caazapá 32.1 mm y Minga Guazú con 31.5 según los registros.

Dejanos tu comentario

17H

Dany Durand puso a disposición su cargo, ¿Mario Abdo debería destituirlo?

Click para votar