Ante la fuerte sequía que atraviesa el país actualmente, los productores esperan que en lo que queda de setiembre, más octubre y noviembre se puedan normalizar las lluvias, de modo a continuar con el arranque de la siembra de la campaña sojera 2020-2021.

Esto, según lo indicó el titular de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), Héctor Cristaldo, en contacto con el equipo de Universo 970 AM esta mañana, y como buena noticia dijo que todo está listo y preparado para arrancar, solo que el arranque se está demorando.

Una buena cosecha de soja servirá para apalancar la reactivación económica. Foto: Archivo.

Lea también: Exportaciones de harina de soja cayeron 10,7% hasta agosto

Precios internacionales

Respecto al aumento de los precios internacionales de la soja, que estuvo mejorando durante las últimas semanas, llegando a subir casi 60 puntos, ya que al inicio de la campaña estaba en el orden de US$ 308 la tonelada, pero que hacía tiempo no se veían tan buenos precios, Cristaldo indicó que es un buen estímulo, pero hay que tener en cuenta que aún no se sembró, y esperan que los buenos precios se mantengan hasta la cosecha.

Una vez que llegue una mejor lluvia, permitirá arrancar la cosecha que servirá para apalancar la reactivación de la economía para el próximo año porque una mala cosecha será un golpe duro, y desde luego la sequía por la que atraviesa el país ya retrasó el arranque de la siembra que aún no llega ni a 5%, al tiempo de constatar que son ciclos por los que se atraviesa, y que en el 78 ya se atravesó por una sequía más rigurosa, comparando con la actual como una restrictiva que obliga a ajustar el manejo agronómico de las parcelas.

Cristaldo mencionó que el escenario actual es similar a lo que fue el año anterior, ya que en el 2019 ocurrió el mismo fenómeno, siendo setiembre el mes que generalmente se retoma la lluvia, normalizándose en primavera verano con el régimen de lluvias para los cultivos.

“Son tres meses muy duros que nos esperan, pero esperamos poder superarlo, con una expectativa de 3.600.000 hectáreas de siembra, similar al año anterior, quizás un incremento de 1 o 2%, pero eso lo veremos una vez que avance y culmine la siembra. Y para que sea una buena campaña se espera 10 millones de toneladas de soja como mínimo”, aseveró.

Escenario similar 2019

El titular de la UGP dijo que el año pasado hubo un retraso, tal y como se está dando ahora, pero con la cancha más reducida, porque hacia el norte de Encarnación ya llovió unos 35 milímetros con lo que pudo arrancar la siembra, pero el resto de la producción aún se encuentra con los tractores en línea de largada, añadió.

Es así que se espera que este fin de semana llegue una lluvia importante en diferentes regiones, de modo a ir arrancando la siembra por sectores, que sería por franjas de norte a sur, por lo que creen que sería una zafra muy similar y ojalá los resultados sean similares también y que se normalicen las lluvias para un buen cierre.

Si se tiene en cuenta las lluvias totales del 2019 y las de la campaña 2020, este año llovió menos, pero está mejor distribuido, por lo que se tendrá que ajustar muy bien el manejo agronómico para zafar de la contingencia de mermas de lluvias que se puedan dar entre lo que queda de setiembre, octubre y noviembre, ya que diciembre se estaría normalizando.

Puede interesarle: Impacto económico de bajante del río: “Estamos en un escenario preocupante”, alertan

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar