La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), mediante la resolución Nº 63/2020, estableció que excepcionalmente el pago del Impuesto a los Dividendos y Utilidades (IDU), retenido por las SRL, entidades que no tengan obligación de realizar asambleas y las empresas unipersonales que liquiden el Impuesto a la Renta Empresarial (IRE) General, deberán abonar este mes.

Así también, desde la cartera fiscal explicaron que la fecha de nacimiento de la obligación a consignar en el comprobante será el 31 de agosto del 2020.

El documento explica que a las Entidades Generadoras de Dividendos, Utilidades o Rendimientos (EGDUR), que al momento de generar los comprobantes de retención del IDU, las opciones disponibles del “Modo de pago” son los siguientes: efectivo, cheque, transferencia bancaria, especie y se ha habilitado el modo “No aplica (pago posterior)”, en caso de que el nacimiento de la obligación se haya producido, pero no se conozca aún el modo en que se realizará el pago.

Te puede interesar: IRP registró caída del 14,3% hasta el mes de agosto

Óscar Orué, viceministro de Tributación. Foto: Gentileza.

IDU

El viceministro de Tributación (SET), Óscar Orué, señaló que desde el 1 de enero de este año entró en vigencia la Ley de Modernización y Simplificación del Sistema Tributario del Paraguay, que presenta una serie de cambios al momento de realizar las liquidaciones para los diversos tipos de impuestos, entre ellos los nuevos como es el caso del Impuesto a los Dividendos y a las Utilidades (IDU).

El titular de la SET explicó con detalles el alcance de este nuevo tributo que afecta específicamente a empresarios, consorcios, accionistas, etc. “La ley en sí, como este impuesto, el IDU, es más justa, ya que aquellos que registran mayor volumen de ganancias deberán pagar más en comparación con aquellos que menos facturan”, manifestó el viceministro.

Agregó que las tasas del IDU son del 8% para los residentes en el país y del 15% para los no residentes. Orué indicó que a diferencia del Impuesto a la Renta Personal (IRP), que puede deducirse totalmente, en el caso del IDU no existe esa posibilidad y la tasa se aplica sobre el valor general de las utilidades o dividendos de capital. Así también, señaló que esta nueva ley es más justa para la clase media porque actualmente este sector de la población es el que sostiene todo.

Lee también: Destacan disciplina tributaria de empresas en un año complicado por la pandemia

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar