La pronunciada sequía que viene afectando la navegabilidad de los ríos, en especial en el Paraná, sigue muy complicada, según señaló el vicepresidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym), Juan Carlos Muñoz, y que esperan una negociación con el lado brasileño de Itaipú, al igual como se realizó en mayo pasado, de aumentar el caudal para una apta navegación.

Actualmente están parados 5 convoyes con al menos 72 barcazas en el río Paraná con unas 1,5 millones de toneladas de carga, entre la conexión de Alto Paraná e Itapúa, con un nivel actual sobre el río de solo 0,90 metros siendo necesario al menos 1,20 metros para poder movilizarse y trasladar las diversas cargas que quedaron retenidas.

Sobre el río Paraguay, en zona Puerto Pabla, la situación también es tensa como muestra la imagen. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Lea también: Salto del Guairá: Comerciantes cuestionan al BNF por demora para créditos en plena crisis

“Estas 72 barcazas esperan tener una ventana de agua como se hizo en mayo con la liberación de compuertas que facilitaron la navegación de 190 barcazas, y para eso estamos en conversaciones, justamente mañana tendremos una bilateral con el lado brasileño de Itaipú a ver si se puede aumentar el caudal”, expresó.

Sobre la efectividad de dicha reunión, Muñoz dijo que desde Cancillería trasmitieron mucho optimismo, y que de hecho la petición ya fue remitida previamente vía escrita, y que la conversación del encuentro bilateral se basará en las necesidades, y ya luego queda esperar y ver cómo avanzan los siguientes meses en especial octubre que es el de mayor lluvias históricamente para Paraguay.

Barcazas de menor porte también se encuentran paradas en zona de Puerto Pabla. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Río Paraguay: peor nivel en 40 años

En el caso del río Paraguay, el representante del Cafym señaló que la situación se regularizó un poco más en el último mes, cerca del nivel normal de unos 100 pies, pero aún con algunos pasos angostos y que se trata del peor nivel del río para la época en los últimos 40 años, ya que la media histórica del hidrómetro para julio es de unos 3,90 metros, y hoy Asunción está con solo 0,90 metros.

En cuanto a los efectos negativos, Muñoz señaló que parte de la carga parada tuvo que generar sobrecosto importante para el traslado hacia el río Paraguay, que viene a ser unos US$ 7 por tonelada, que serían unos US$ 10,5 millones con el total de cargas que se están pagando de más para que lleguen a destino. Entre las cargas citó a la soja, arroz, harina de soja, maíz, combustible y otros.

Puede interesarle: Seis meses durará reacondicionamiento de calles alternativas en Tres Bocas

Reversión

Asimismo, la problemática de la sequía redunda en una baja en la importación entre 20 a 25% en términos de volumen, mientras que la exportación también se torna a la baja en un 20%, pero esperan revertir al menos en torno al 15% teniendo en cuenta la buena cosecha tanto de soja como los demás granos, siempre que mejore la navegabilidad de los ríos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar