Incoop emitió una resolución que las cooperativas podrán considerar la situación especial de los socios en mora. El 70% de la cartera de créditos de las cooperativas se destina a microempresarios y a préstamos de consumo.

El presidente del Instituto Nacional de Cooperativismo (INCOOP), Pedro Löblein, en contacto con La Nación aseguró que todas las cooperativas están siendo controladas, dando el seguimiento correspondiente tras la Resolución Nº21.699/2020, que establece que las entidades podrán considerar la situación especial de los socios en mora, cuyos ingresos hayan sido afectados por el riesgo de la propagación de la pandemia del coronavirus.

A la vez que la prioridad es el bienestar y seguridad de los socios, afirmó que la resolución brindó las herramientas necesarias para flexibilizar al máximo las adecuaciones, a modo que no corran los intereses punitorios y moratorios del periodo de estos 3 meses: marzo, abril y mayo. No obstante aclaró que cada cooperativa lo ejecutará según su estructura.

“Dicha resolución que emitimos es para que cada cooperativa pueda tener libertad y el respaldo jurídico para establecer el sistema que va a aplicar, conforme a los servicios que ofrecen porque cada cooperativa es distinta. Nosotros no podemos sacar una reglamentación única que rija para todas, porque algunos tienen vencimientos semanales, así como otros mensuales”, explicó el titular del Incoop.

Indicó que le consta que cada cooperativa está haciendo el esfuerzo para adecuarse a la situación de los servicios que ofrecen, para la seguridad de los socios, ya que se trata de algo nuevo, lo cual requiere de ajustes administrativos, contables y tecnológicos, según explicó.

Löblein dijo que la mayoría, en un 90% de las cooperativas del Incoop, ya está dando ese retorno y el resto está en proceso de adecuación interna, manifestando que las cuotas de los 3 meses se trasladarán al final del crédito, al igual que los interés moratorios y punitorios; es decir, las cuotas de marzo, abril y mayo no correrán hasta que llegue la última cuota según el plazo. Las medidas ya están siendo aplicadas por las cooperativas más grandes como Universitaria, Coomecipar, Medalla, San Cristóbal.

Leer también: Economistas ven con optimismo Ley de Emergencia

PYMES

El principal nicho de las cooperativas son las pequeñas y medianas empresas, los que trabajan de manera informal y los asalariados. Y si se remonta al saldo de la cartera de créditos del Incoop al 31 diciembre de 2019, es de unos G. 17,6 billones, de los cuales el 75 % es destinado a microempresarios o a créditos de consumo. Son unos 1.800.000 socios, de estos 1.200.000 son los usan el servicio de crédito, y partiendo de la estructura anterior, significa que más de 700.000 personas están siendo afectadas para el pago de sus préstamos, explicó Löblein.

Habló de otro inconveniente, pues el 75% a 80% de los créditos provienen de los ahorros de los socios, a quienes se les debe seguir pagando por los intereses, por lo que tampoco se puede dejar de cobrar los intereses compensatorios normales de un crédito. Löblein insta a ser pacientes y aseveró que está prohibido el trato diferencial entre uno y otro socio.

Te puede interesar: Ampliar periodo de gracia para mipymes es la clave, afirman


Dejanos tu comentario

16H

Docentes declararon cuarto intermedio a la huelga y hoy se retomaron las clases, ¿qué opina?

Click para votar