Decenas de miles de personas se manifestaron este sábado, por novena semana consecutiva, en varias ciudades de Francia para denunciar el pasaporte sanitario y la obligación de que todos los profesionales de la salud estén vacunados, que entrará en vigor próximamente.

En Lille (norte), Clermont-Ferrand (centro) o en París, auxiliares de enfermería, enfermeros o fisioterapeutas participaron en las marchas organizadas para denunciar esa medida, que entrará en vigor el próximo miércoles, so pena de ser suspendidos.

“El 15 de septiembre, tanto colegas míos como yo estaremos suspendidos sin sueldo. El sistema de salud no necesitaba esto”, declaró Corinne, una auxiliar sanitaria con 30 años de experiencia, llegada a París desde el este de Francia para manifestarse.

Leé también: EEUU conmemora los 20 años de los peores atentados de su historia

“Nos amenazan con interrumpir nuestros sueldos si no nos vacunamos”, se quejó desde Burdeos (suroeste) Maria, de 50 años. “Es una injusticia total”.

En las marchas suelen participar personas contrarias a las vacunas, miembros de los “chalecos amarillos”, militantes de ultraderecha y personas hostiles al gobierno.

El sábado pasado, el Ministerio de Interior contó 140.000 manifestantes en todo el país y la semana anterior, 165.000.

Este sábado, según las prefecturas respectivas, hubo 1.200 manifestantes en Estrasburgo (este), 1.700 en Rennes y en Vannes (oeste), más de 2.000 en Lyon (centro-este), 3.000 en Montpellier y en Niza (sur) y unos 2.500 en Toulon (sur) y Burdeos.

Te puede interesar: Asaltan y llevan todo el ahorro de paraguaya al regresar de España luego de 15 años

En París, varios miles de personas se reunieron en Trocadero, cerca de la Torre Eiffel, convocados por los “Patriotas”, la formación del ultraderechista Florian Philippot.

En la capital, se registraron varios incidentes en torno a los Campos Elíseos, donde las fuerzas de seguridad lanzaron granadas lacrimógenas. Hubo varios detenidos, según una fuente policial.

También hubo altercados entre “chalecos amarillos” y la policía por la tarde.

El pasaporte sanitario, que certifica una pauta completa de vacunación contra el covid-19, un test negativo o una recuperación reciente de la enfermedad, es obligatorio en hospitales -salvo en las unidades de urgencias-, bares, museos, cines y grandes centros comerciales, entre otros lugares.

También deben poseerlo las personas que trabajan en contacto con público.

Lea más: Día A: más de 1.000 adolescentes ya fueron vacunados en la SND

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

16H

Los docentes siguen de huelga y por ende, la suspensión de clases, ¿qué solución sugiere?

Click para votar