Una compatriota llamada Antonia Paredes emigró a España para buscar trabajo y un futuro más alentador. Allí se estableció por unos largos 15 años, donde trabajó y ahorró dinero para su regreso al país. Todo el esfuerzo fue en vano ya que al segundo día de su vuelta fue asaltada por delincuentes que hasta el momento continúan prófugos.

Tres malvivientes irrumpieron en su casa mientras ella compartía una cena con familiares que le dieron la bienvenida en la Colonia Libertad, de la localidad de San Rafael del Paraná, departamento de Itapúa. La alegría de la familia se convirtió en un profundo miedo al llegar los ladrones.

Lea también: Se fijó audiencia preliminar para involucrados en el cuádruple homicidio en la estancia Taguató

Los tres hombres portaban armas de fuego y actuaron con agresividad al dar la voz de asalto. A cada persona que se encontraba en la casa exigieron el dinero que tenían en ese momento. Con mucho temor entregaron joyas, teléfonos celulares y otros objetos de valor, informó el portal Más Encarnación.

De la compatriota que hace dos días llegó al país fue despojado G. 40 millones, suma que percibió tras cambiar los euros que trajo consigo. La tristeza se apoderó de toda la familia, especialmente de Antonia, que en cuestión de minutos se había quedado sin nada de todo el dinero que ganó como fruto de su trabajo en España.

Lea también: El Ministerio Público designó a fiscales para investigar denuncia contra Arévalo

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar