Unos doscientos jóvenes artistas reclaman este viernes “un diálogo” frente al Ministerio de Cultura en La Habana tras la disolución policial de una protesta de 10 días del Movimiento San Isidro (MSI), alegando riesgo de contagio epidemiológico.

Una representación de los manifestantes espera ser recibida por el viceministro Fernando Rojas tras más de seis horas de espera frente a la sede ministerial. El grupo quiere presentarle cinco demandas, previamente consensuadas por los jóvenes en plena vía pública, y aprobada por todos a mano alzada.

“Desde una perspectiva no tenemos mucha confianza, pero desde otra sentimos que es una obligación. Ellos son funcionarios públicos de este país y esto ha devenido una situación política”, dijo a la AFP Michel Matos, un activista muy cercano al MSI.

En la madrugada, la policía allanó el local del Movimiento San Isidro en el casco histórico de La Habana y desalojó a 14 jóvenes que protagonizaban una protesta desde hace 10 días, seis de ellos en huelga de hambre.

Lea también: Italia alivia restricciones a partir del domingo en tres regiones

Las autoridades alegaron peligro de propagación de la epidemia de COVID-19, toda vez que uno de los presentes incumplió el protocolo de seguridad al llegar al país desde México y Estados Unidos.

Tania Bruguera, una conocida artista plástica contestataria, dijo que hay “cansancio” en los artistas por “la mala política que existe, en la cual la represión es la solución a todos los problemas y estamos aquí buscando una respuesta”.

Los miembros del MSI exigen la liberación de un integrante del grupo, el cantante de rap Denis Solís, arrestado el 9 de noviembre y condenado a ocho meses de prisión por “desacato” a la autoridad.

Tras el allanamiento de la sede, los 14 miembros del grupo fueron sometidos a pruebas diagnósticos PCR y devueltos a sus casas, pues la sede del MSI fue clausurada por las autoridades, dijeron activistas en las redes sociales.

Dos de ellos se negaron a ir a sus hogares y fueron apresados otra vez: Luis Manuel Otero Alcántara, de 32 años, un artista plástico, y Anamely Ramos, 35, cuyo paradero se desconoce.

El pliego de demandas a presentar incluye información fidedigna sobre el paradero de Otero y Ramos; la liberación de Solís; el fin del “acoso” a los artistas; “transparencia institucional (del Ministerio de Cultura) ante este tipo de eventos”, y la discusión pública del polémico decreto 349, que obliga a los artistas a adherirse a una institución estatal.

Lea también: Pacientes renales organizan pollada en CDE para poder comprar medicamentos que el IPS les adeuda

El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, Michael Kozak, dijo este viernes en su cuenta de Twitter que “la comunidad internacional exige al régimen que respete los derechos humanos en Cuba”.

En un comunicado, Amnesty Internacional pidió la liberación de Otero y Ramos, calificándolos de “presos de conciencia”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

11H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar