Un libanés con cédula paraguaya y con presuntos vínculos con grupos terroristas, extraditado en junio de este año a los Estados Unidos, fue acusado ayer de "conspirar para exportar cargas de cocaína" a dicho país, según divulgó el medio Miami Herald.

Se trata de Alí Issa Chamas, sobre quien se reiteró tendría vínculos con la organización terrorista Hezbollah y por esa razón la justicia estadounidense solicitó su extradición al Gobierno paraguayo, hecho que se concretó el pasado 16 de junio.

Sin embargo, Issa Chamas "se declaró inocente el lunes en la corte federal de Miami", puntualizó el Miami Herald.

"Pero lo que la acusación de conspiración contra Alí Issa Chamas no mencionó fue que está cerca de una red de familiares y asociados con lazos con Hezbollah, una organización terrorista con base en el Líbano acusado de numerosos bombardeos y parcelas contra israelíes y otros blancos occidentales, según informes publicados y expertos en terrorismo", dijo también el citado medio estadounidense.

La publicación subraya que Issa Chamas, de 36 años, de origen libanés, vivió los últimos diez años en nuestro país, en la llamada Triple Frontera, área donde confluyen Paraguay, Brasil y Argentina.

Las autoridades estadounidenses dicen que esa región es "un centro para una variedad de empresas ilícitas como el narcotráfico y el lavado de dinero que han funcionado durante mucho tiempo como frentes de recaudación de fondos para Hezbollah."

Y si bien Hezbollah es actualmente una fuerza política en el Líbano, el gobierno estadounidense la considera una organización terrorista desde 1997.

DETENCIÓN

El libanés fue aprehendido en el aeropuerto Guaraní, de Ciudad del Este, en agosto del 2016.

Cuando eso, intentaba enviar al exterior 27 cajas con cuatro rollos de plásticos en los que estaba la cocaína, que totalizaba 500 kilos.

Otra persona involucrada en el hecho fue Josimar De Villasboa Chiquette, quien intentó fugarse en una camioneta, pero fue interceptado por las autoridades paraguayas.

Finalmente, Issa Chamas fue extraditado a los Estados Unidos y ahora fue acusado por un gran jurado federal, en Miami, "de distribuir esa cocaína 'sabiendo' que sería 'ilegalmente importada a los Estados Unidos', según una acusación."

El Miami Herald aclaró que intentó contactar con la oficina del defensor público federal, que representa a Chamas, pero que la institución no respondió a una solicitud de comentario.

Issa Chamas está detenido en el centro federal de detención de Miami mientras espera ser juzgado.

FELICITACIONES

Tras su extradición a los Estados Unidos, Emanuele Ottolenghi, un integrante de la Fundación para la Defensa de las Democracias, una ONG con sede en Washington, dijo "que la extradición de Chamas fue significativa porque muestra que las autoridades estadounidenses han vuelto a concentrar su atención en el feroz área fronteriza."

Además, Ottolenghi felicitó al Gobierno paraguayo por su “colaboración en la lucha antiterrorista.”

Fuente: HOY