La mujer estadounidense Jill Price (58) fue la primera persona en ser diagnosticada con Hipertimesia (Memoria Autobiográfica muy Superior). La dama recuerda hasta el más mínimo detalle de su vida, por lo que su historia trascendió fronteras.

Jill Price nació en 1965 en el sur de California (EE. UU.) y si bien para algunos tener memoria de elefante podría ser una buena idea, para la mujer mayor es un drama, pues no puede olvidar nada de su vida, situación que la llevó a tener problemas de salud mental, como la depresión.

La mujer se ha convertido en escritora y se dedica a escribir sobre el síndrome que padece. Hubo un caso de su infancia que marcó a Price, que fue una mudanza a los 8 años. “Mi cerebro quebró”, escribió años después.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Leé también: Elicena Andrada escuchó a sus fans y está más linda que nunca

Fue este el que marcó un antes y después en la vida de la mujer, ya que se percató que podía recordar como una “película” la mudanza. Si bien no comentó a sus padres las memorias que tenía, Price asumió que era un don. Pero esta habilidad en su vida adulta le causó varias tensiones, con los años sumó más vivencias, recuerdos que se revivían en su mente sin su control.

Fue hasta el año 2000 que la mujer tomó cartas en el asunto y consultó por primera vez con un especialista, el doctor James McGaugh, médico neurólogo especializado en la investigación de la memoria, a quien había encontrado navegando por internet. En una cita, el especialista se percató que la mujer era diferente.

Por cuatro años Price fue sometida a múltiples pruebas, desde estudios del cerebro hasta cuestionarios para determinar el carácter específico del fenómeno. Establecieron que la mujer solo se limitaba a recordar experiencias personales.

Te puede interesar: Famosos paraguayos festejaron el triunfo de Olimpia en redes

La historia de la mujer salió a la luz en 2006 por medio de la revista Neurocase, donde por primera vez se empleó el término Hipertimesia. Al saber su diagnóstico, Price se emocionó. “Me caían las lágrimas mientras lo revisaba. Finalmente alguien me escuchaba. Me había pasado toda la vida gritando hasta quedarme sin aliento y nadie oía nada”, remarcó.

El libro de las memorias de Price fue publicado en el año 2008, tras el éxito del material, el doctor McGaugh y su equipo llevan registrados más de 60 casos similares. La historia de la mujer mayor tomó popularidad recientemente en redes, por lo que son varias las reacciones al respecto: “Yo también recuerdo todo. Es un castigo”, “Yo no recuerdo que hice hace una hora”, “Todas las mujeres se acuerdan de todo”, escribieron.

Leé también: “El Decano nos regaló una noche de tremenda emoción”, celebró Peña

Dejanos tu comentario