Gabriel Insfrán, de 37 años, es el protagonista de una historia de perseverancia y mucho esfuerzo, en la que a pesar de haber atravesado por varias situaciones adversas no se ha rendido. Por el contrario, no dio tregua y continuó avanzando a través del trabajo duro y sacrificado.

En el año 2013, Gabriel había sido víctima de un asalto, donde sus piernas quedaron afectadas y como resultado quedó en silla de ruedas. En aquel entonces, su hijo era un pequeño de tan solo seis meses, por lo que su esposa Lilian Franco tuvo que salir del trabajo para cuidar de él.

Es noticia: Ejemplo de superación: quedó sin trabajo, dejó la facultad y ahora elabora cuadros bordados a mano

A consecuencia de aquel terrible desenlace, Gabriel no pudo volver a trabajar y la pareja se vio obligada a vender su casa para costear los tratamientos con los que debía continuar y, a la vez, poder tener un sustento. En medio de todo ese proceso Lilian, la madre de su hijo sufrió un accidente cerebrovascular (ACV), a causa del crítico momento, ya que no solo cuidaba de su bebé sino que también de su esposo.

Fue entonces cuando Gabriel tomó la decisión de afrontar la situación con mucha fuerza, y empezó a trabajar dedicándose a la venta de minutas, en su silla de ruedas, por las calles de Ypané. En lo que le iba muy bien y así aportaba al hogar; hasta que llegó la pandemia, lo que nuevamente lo imposibilitó volver a salir a la calle para vender sus productos.

Pese a ello, no se rindió, puso manos a la obra y empezó a elaborar artículos varios con palets como ser: casitas para perros, juegos de muebles de mesitas con sillas, estantes etcétera, cuyos productos comercializa a través de las redes sociales o bien al 0984 730-277.

Leé también: Nakayama formaliza ante el TSJE su candidatura a la intendencia de Asunción

A la par, Gabriel había tomado el desafío de finalizar sus estudios secundarios; y gracias a eso actualmente se encuentra a meses de culminar la etapa escolar. Esto, con el sueño de encontrar un trabajo estable y poder acceder a un seguro médico, ya que con lo que realiza no cuenta con un sueldo y depende mucho de la clientela y hasta del clima, para poder terminar los pedidos.

A raíz de toda esta serie de acontecimientos, Gabriel Insfrán compartió un video en su cuenta de Facebook donde muestra su libreta de calificaciones e hizo un llamado de solidaridad a las autoridades diciendo: “Les quiero mostrar la alegría y el sacrificio, mi calificación de la primera etapa”, esperando el apoyo de parte del Gobierno.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar