El director del departamento de Auditoría de Reacción Inmediata de la Corte Suprema de Justicia, Óscar Ocampos, solicitó de forma llamativa al juez de Delitos Económicos Humberto Otazú copias del expediente caratulado “Félix Alberto Medina y otros sobre violación a los derechos de marcas”. El pedido se registró minutos después de que un abogado amenazó al magistrado con que lo denunciaría ante auditoría de la máxima instancia judicial.

Otazú estaba desarrollando la audiencia preliminar para el procesado Daniel Darío Ramírez, quien estaba en compañía de su abogado Federico Torres. Luego el citado magistrado decidió dar trámite de oposición al requerimiento del Ministerio Público, por lo que el profesional del derecho dijo al juez que formularía denuncia ante la Dirección de Auditoría de la Corte.

Pasaron 25 minutos de la declaración del abogado y Otazú ya fue notificado de un pedido de copias del citado expediente judicial, que se podría tomar como un amedrentamiento a la actuación en el presente caso contra el juez de Delitos Económicos. Este tipo de actuaciones debe llamar la atención a los ocho ministros de la máxima instancia judicial.

Te puede interesar: Acuerdan acciones para que personas con discapacidad accedan a la Justicia en igualdad de condiciones

El documento remitido al juez dice: “El director de Auditoría de Reacción Inmediata dependiente de la Dirección General de Auditoría de Gestión Jurisdiccional se dirige a usted a los efectos de informar que ha sido designada la auditora Alejandra Morales en el marco de una denuncia radicada en el expediente judicial caratulado ‘Félix Alberto Medina y otros sobre violación a los derechos de marcas’”.

El documento sigue diciendo que: “Se solicita a su señoría la expedición de copias del expediente judicial citado más arriba y en caso de imposibilidad de realizarlo comunicar por escrito el motivo o causa”.

“Una coincidencia”

“Fue coincidencia, o sea yo envié una nota solicitando copias del expediente debido a que existe una denuncia y el número correspondiente y esa denuncia corresponde al 16 de agosto”, explicó a La Nación Óscar Ocampos, director de Auditoría de Reacción Inmediata.

“Yo fui a hablar con el juez y le expliqué que fue una coincidencia y le expliqué también al magistrado que es imposible que una persona que realice una denuncia ya en 10 minutos le llegue una nota y es total coincidencia lo ocurrido. Es imposible que en 20 minutos se elabore una nota y se le remita al juez. Yo no le conozco al abogado denunciante”, sostuvo.

Podés leer: Caso San Agustín: confirman juicio oral para exparlasuriano e intendente de Iruña

Dejanos tu comentario

1D

¿Le parece correcto que el IPS reduzca los haberes jubilatorios?

Click para votar