De febrero a mayo de este año, el Ministerio Público, la Policía Nacional y la Senad realizaron allanamientos en un establecimiento ganadero y dos controles ruteros en los que se procedió a la incautación de un total de 2.547 kilos de cocaína ocasionando un perjuicio multimillonario a los narcotraficantes.

El primer procedimiento en el que se incautaron 1.344 kilos de cocaína estuvo a cargo del agente fiscal Andrés Arriola, quien allanó la estancia El Tigre, ubicada en el departamento de Alto Paraguay, a 900 km de Asunción y cercana a la frontera con Bolivia. Además de la gran cantidad de cocaína que se encontró, también se encontraron 34 barriles de 200 litros (6.800 litros de acetona, que es un precursor químico), vehículos y otras evidencias.

Para el operativo realizado en una zona lejana a la capital fueron 20 camionetas con agentes de la Policía, entre ellos varios francotiradores para asegurar el procedimiento realizado. En el presente caso existen varios imputados que ya están privados de su libertad y otros con órdenes de captura.

Te puede interesar: Juez se opuso a blanquear a ministra del Trabajo, Carla Bacigalupo

El segundo operativo fue ejecutado por el fiscal antidrogas Eduardo Royg, quien detuvo un camión que tenía doble fondo y estaba transportando 800 kilos de cocaína. El hecho se registró en la zona del cruce de Carmelo Peralta a 140 kilómetros de Fuerte Olimpo y todo apunta a que la droga tenía como destino la ciudad de Concepción. Aparentemente, el producto llegó vía área de Bolivia. En el presente caso se tiene a varias personas imputadas y privadas de su libertad.

El tercer procedimiento fue nuevamente realizado por el fiscal Andrés Arriola en la zona de Infante Rivarola, Mariscal Estigarribia (Chaco), donde con agentes de la Senad retuvo un camión de gran porte en cuyo interior se encontraban 403 kilos de cocaína. Producto del procedimiento fue detenido e imputado el chofer del rodado, identificado como Tito Aquilino Ovelar Peña. La droga venía desde Bolivia y tenía la particularidad de que estaba embalada con el logo de los personajes Popeye y el Gato con Botas con la bandera boliviana de fondo.

Con los tres golpes que realizaron las autoridades se sacó de circulación gran cantidad de cocaína valuada en millones de dólares, de acuerdo a los agentes intervinientes.

Podés leer: Juez ratificó arresto domiciliario de primo del senador Friedman

Dejanos tu comentario

11H

¿Cómo califica el actuar de los camioneros en su medida de fuerza?

Click para votar