La agente fiscal Analía Rodríguez, de la Unidad Especializada en la Lucha contra la Trata de Personas, formuló imputación contra una mujer de 50 años identificada con las iniciales JODR, quien presuntamente sería responsable de la comisión de los hechos punibles de abuso sexual en niños, proxenetismo y violación del deber del cuidado.

Según las pesquisas, en una vivienda situada en la ciudad de Minga Guazú, la ahora procesada se dedicaba a explotar sexualmente a su hija, una menor de 12 años y a otra niña de la zona, de 13 años.

Te puede interesar: Finalmente, juicio por caso de audios del JEM se iniciará este 21 de setiembre

La sospechada presuntamente organizaba fiestas nocturnas en su casa en las que invitaba a hombres, quienes a cambio de dinero tenían relaciones sexuales con las menores.

Los hechos fueron denunciados por un vecino de la zona a través del servicio de Fono Ayuda 147 del Ministerio de la Niñez y Adolescencia. El procesamiento está sustentado en evidencias colectadas tras un allanamiento llevado a cabo en la vivienda, así como en la inspección médica ginecológica de las menores y en un informe de inteligencia de la Policía Nacional.

Podes leer: “Abc debería dejar de tratarnos como imbéciles y someterse al juicio”, dijo abogado de exviceministra

Dejanos tu comentario

14H

Paraguay superó las 11.000 muertes por COVID-19 ¿cuál puede ser la causa del colapso sanitario?

Click para votar