La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, integrada por los ministros Manuel Ramírez Candia, Carolina Llanes y Luis María Benítez Riera, ratificó la condena de 18 años de cárcel para tres involucrados en el atraco a la firma Guardián, en el que robaron un botín de G. 5.205 millones en julio de 2012. Fue al declarar inadmisibles los recursos de casación planteados por los defensores de los sentenciados.

Con la citada resolución judicial seguirán cumplimiento sus condenas Adán Avelino García Muñoz, Braulio Ramón Machado Ortiz (sobrino del excomandante de la Policía Viviano Machado) y Patricio Antolín García Muñoz.

Los altos magistrados concluyeron que la presentación de los accionantes está infundada, pues no han motivado su presentación con la exposición concreta de cuál o cuáles fueron las normas procesales no respetadas por los miembros del colegiado de alzada y sobre la base de qué argumentos jurídicos consideran que han dictado una decisión defectuosa, refiere parte del fallo de la Sala Penal de la Corte en el que se declara inadmisible la casación de los condenados y se ratifica la pena de 18 años de cárcel para los tres sentenciados.

Te puede interesar: “Abogado de Stadecker utiliza como método el vilipendio a jueces y fiscales para litigar”, dice querellante

Antecedentes

El Tribunal de Apelación Segunda Sala confirmó las penas de 18 años de cárcel para los condenados mencionados más arriba así como confirmó la pena de 4 años de encierro para el exagente de la citada firma Édgar Ramón Chena Pavón, de 5 años para Ramón López Caballero, este último agricultor, también conectado a la banda, según la sentencia dictada en el juicio. Firmaron el fallo de segunda instancia los camaristas Bibiana Benítez, Delio Vera Navarro y José Waldir Servín, en forma unánime. En primera instancia los jueces Mesalina Fernández, Nilda Giménez y Fabián Weisensee habían dictado la sentencia condenatoria

El atraco

De acuerdo a los datos del asalto, los funcionarios de Guardián quedaron como rehenes hasta que finalmente fueron llevados, ya en la madrugada del 30 de julio de 2012, al local de la firma, donde redujeron a los guardias, para luego entrar a la bóveda y robar la suma de G. 5.205.930.458. El atraco de aquel entonces fue de película, según los investigadores.

Podes leer: Hermano de Ronaldinho fue atendido de urgencia en sanatorio privado

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar