El abogado Andrés Casati, defensor de Justo Ferreira, accionista de la firma Imedic SA, imputado por contrabando y otros delitos, recurre a chicanas como recusar al juez de Delitos Económicos José Delmás, para evitar someterse a la Justicia.

Además presentó varios incidentes como la nulidad del acta de imputación y reposición y apelación en subsidio contra la fijación de la fecha para la audiencia de imposición de medidas, señalada para este miércoles 29 de julio a partir de las 08:00. Ahora se analizará si se suspende la diligencia judicial.

Días atrás, el magistrado Delmás admitió la imputación contra Ferreira, su hija Patricia Ferreira y los funcionarios de Aduanas, Guillermo Andrés Molinas, Gustavo Adolfo Acosta y Mario Joel Olmedo. También están procesados penalmente el despachante de Aduanas Carlos Alberto Gamarra y Lauri Pohl. Todos los citados deberán comparecer ante el referido magistrado para la audiencia de imposición de medidas cautelares.

Te puede interesar: Juez admite imputación contra integrantes del clan Ferreira y todos los procesado

La Fiscalía imputó al empresario, a su hija y a las otras cinco personas por el caso de los insumos médicos chinos que intentaron comercializar al Estado en plena pandemia del COVID-19 y por los cuales habían recibido la suma de G. 17.000 millones de anticipo. Se solicitó prisión preventiva para todos los procesados.

De acuerdo con las propias autoridades del Ministerio de Salud, la institución estatal debe recuperar al menos unos G. 25.000 millones mediante la póliza de seguro. Los G. 17.000 millones de anticipo, más la garantía de fiel cumplimiento de Eurotec e Imedic, que entre las dos firmas alcanza unos G. 8.400 millones. El monto total del contrato fue de G. 85.000 millones.

Podes leer: Jueza negó a mujer saber sobre sus bienes en juicio de disolución de la comunidad conyugal

Dejanos tu comentario

15H

Ante el posible retorno a las clases presenciales en el 2021 ¿cuál de estas medidas se debería adoptar?

Click para votar