El Tribunal de Apelación, en mayoría integrada por los jueces Cristóbal Sánchez, Gustavo Ocampos y José Waldir Servín (voto en disidencia), revocó la prisión preventiva y ordenó el arresto domiciliario del despachante de aduana Néstor Ramírez, imputado por producción y uso de documento no auténtico, comercialización de documentos no autorizados y asociación criminal en el caso Imedic SA.

El Tribunal de Apelación dispuso que el procesado guarde arresto domiciliario bajo las siguientes reglas, que son el estricto control policial que se tendrá que informar al juzgado de forma semanal, la prohibición de salida del país, prohibición de cambiar de domicilio, prohibición de comunicarse por cualquier medio con los coprocesados y eventuales testigos y una fianza a ser impuesta por el Juzgado Penal de Garantías.

Asimismo, los camaristas señalaron que en caso de incumplimiento de una de las medidas, se revoca la resolución y el imputado deberá volver a guardar prisión preventiva. El hombre está procesado en el marco de la investigación de las facturas falsas que presentó Imedic SA para poder introducir medicamentos de China y de India a nuestro país.

Te puede interesar: Corte resolvió verificar sistema de seguridad de jueces a nivel nacional

Imputación

La investigación se inició a raíz de la denuncia realizada por el abogado José Domingo Almada, representante legal de la firma Eurofarma, cuyas facturas fueron falsificadas por los representantes de la empresa Insumos Médicos SA para poder ingresar a nuestro país medicamentos de dudosa procedencia. De acuerdo a la investigación fiscal, más de nueve facturas son las que se habrían falsificado.

Puedes leer: Excontralor logra suspender audiencia preliminar recusando a jueza

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar