Una comitiva fiscal encabezada por el titular de la Unidad Especializada de Delitos Ambientales del Chaco, Andrés Arriola, y el técnico ambiental del Ministerio Público, Derlis Álvarez, realizó una constitución en una propiedad perteneciente a la comunidad indígena Totobiegosode de la etnia Ayoreo, ubicada en el departamento de Alto Paraguay, donde constataron gran cantidad de tala de árboles de la especie palo santo.

Se tuvo conocimiento del hecho a través de la denuncia presentada en representación de los ayoreos, la cual manifiesta la comisión del ilícito mencionado en el territorio cautelado por resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dentro del establecimiento que está siendo ocupado y explotado por Julio César Sosa González.

Te puede interesar: Festejó su cumpleaños y fue imputada por violar la cuarentena

En el lugar se pudo constatar gran cantidad de tala de árboles de la especie palo santo, limpieza llamativa de aproximadamente 300 hectáreas y quema de escolleras al borde de una laguna de la zona, la cual es utilizada por la comunidad para su subsistencia. Asimismo, se informó y a la vez se citó al denunciado para brindar declaración indagatoria en sede de la Fiscalía Especializada de Delitos Ambientales de Filadelfia.

Evidencias que incautó la Fiscalía. Foto: Gentileza.

En caso de que el Ministerio Público formule la imputación por constituir delito ambiental, el juzgado deberá admitir la imputación y fijar la fecha para la audiencia de imposición de medidas cautelares.

Podés leer: Insumos médicos chinos: Fiscalía realizó varias diligencias en el presente caso

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar