Luego de que saliera a la luz pública los listados de las transferencias económicas que realizó la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), a cargo de Nicanor Duarte Frutos, entre los años 2019 y 2020, este medio constató que no todo en el listado fueron realmente transferencias de dinero como hace figurar la hidroeléctrica, sino que en muchos casos se trataron en realidad de donaciones de insumos que compró por su cuenta el equipo de Duarte Frutos.

Este es el caso de la Municipalidad de Villa Florida, que supuestamente recibió seis transferencias económicas según la web de la EBY; sin embargo, el intendente Michel Flores aclaró que solo la mitad, tres de ellas, fue realmente dinero que se le dio a la comuna, el resto corresponde a ejecuciones directas de la EBY. Los confusos datos urgen más la rendición de cuentas de los gastos que solicitó el periodista de este diario, respaldado con orden judicial.

De esta manera, los G. 180.094.200 que aparecen en el listado en concepto de “Cooperación para la provisión de dos cuadriciclos y tres motocicletas, a ser utilizados en el servicio de Patrulla Municipal de Villa Florida”, no fueron gastados por el municipio, sino por la EBY, que simplemente entregó los vehículos a pesar de que la comuna aparece como la institución que recibió el supuesto pago.

Lea también: Yacyretá envía correo con información incompleta para persuadir a la Justicia

Lo mismo ocurre con la “Contratación de servicios para la construcción de obras civiles, instalación de equipos de gimnasio y equipamiento para la plaza pública Rosa Mística” por valor de G. 157.820.000 y con el “Aporte Institucional para la provisión de agua potable en algunos sectores del municipio, consistente en el pago del alquiler de un camión cisterna con conductor y combustible” de G. 110.000.000, en ambos casos, fue Yacyretá el ente que gastó el dinero y no la municipalidad.

El intendente Flores aclaró que en el caso de las tres transferencias que sí recibieron para reducir la propagación del COVID-19, por G. 60 millones; para el apoyo al arte y la cultura (6a. Edición de la Fiesta HAWAINFLO), por G. 40 millones, y para las actividades recreativas y culturales por los 140 años de fundación, por G. 52 millones, fueron rendidas en tiempo y forma ante la EBY. De hecho, el jefe comunal remitió una planilla que se adjunta a este artículo en la cual muestra la observación de que ellos no recibieron dinero ni lo ejecutaron.

Planilla con observaciones que remitió intendente para aclarar que no todo es plata recibida tal como figura en la web de la EBY. Foto: Gentileza.

Además de Villa Florida, también el intendente de Ayolas, Carlos Duarte, aclaró que de las tres transferencias económicas que supuestamente recibió, según el listado de la binacional, solo una fue realmente una transferencia de dinero. Aclaró que al igual que en Villa Florida, las dos transferencias restantes son en realidad donaciones de la hidroeléctrica que ellos no saben cómo se ejecutó.

“Nosotros recibimos nomás, hacemos la recepción. Se hace a nivel de municipio porque tenemos convenio, alguien pues tiene que recibir eso”, expresó Duarte. De acuerdo con el jefe comunal, solo unos G. 60 millones fueron gastados por la Municipalidad de Villa Florida para la “instalación de 200 tubos de hormigón en accesos y caminos de los distintos barrios del distrito”. La rendición de cuentas de estos gastos ya fue entregada también a la EBY.

Sin embargo, en el caso de los G. 685.447.670 para “Provisión de mobiliario, equipos informáticos y otros equipamientos necesarios para la sede de la Universidad Nacional de Pilar, sede Ayolas” y los G. 137.500.000 para “Aporte Institucional a favor de la municipalidad para la adquisición de 500 sillas pupitres (universitarias)” fueron ejecutados por el equipo de Nicanor; es decir, Yacyretá compró los mobiliarios y los entregó como donación al municipio, por lo tanto, no se tratan realmente de transferencias económicas.

Lea también: Nicanor puede cometer desacato si no da sus rendiciones de cuentas

Carlos Duarte, intendente de Ayolas. Foto: Gentileza.

Tampoco recibió plata

También hay que resaltar que ya la Municipalidad de Yabebyry aclaró que no todo lo que se le transfirió fue gastado por ellos. Este es el caso de los G. 598.860.427 que figuran en el listado de transferencias económicas de la EBY a la Municipalidad de Yabebyry, en concepto de “Inversión en equipamiento de la Escuela Básica Nº 1327 Cristo Rey de la compañía Panchito López”. Se trata en realidad de otra donación que hizo la EBY a la zona, ya que fue la propia binacional la que compró el mobiliario, así lo confirmó el intendente Ignacio Brizuela.

Mirá también: Nicanor puede cometer desacato si no da sus rendiciones de cuentas

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar