El titular de la EBY no envió las rendiciones de cuentas (contratos, facturas, informes, etc.), ni los nombres de los responsables que recibieron los pagos en rubros de publicidad y transferencias sociales concedidos a favor del periodista del Grupo Nación mediante recurso de amparo firmado por la jueza Alice González.

En un nuevo intento por persuadir a la Jus­ticia, el titular de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Fru­tos, remitió por medio de un correo electrónico la misma información que subió a su web, los datos incompletos no cumplen con el pedido hecho por el periodista de investi­gación Jhojhanni Vega en el marco de la Ley de Acceso a la Información Pública. Las rendiciones de cuentas siguen guardadas bajo siete llaves.

A través del correo del fun­cionario de transparencia de la EBY Hugo Joel Meza, la hidroeléctrica remitió una serie de capturas de panta­llas de los distintos listados que ya fueron cargados a su página web y que, si bien forman parte de la solicitud de información pública, no constituyen la totalidad de los datos solicitados. En este sentido hay que destacar que las rendiciones de cuentas, es decir los contratos, facturas y demás informes y documen­tos vinculados a los gastos no fueron facilitados a la fecha.

En el caso de los datos sobre gastos en publicidad, el equipo de Duarte Frutos no compartió las fechas exac­tas de los contratos, solo está el año, la descripción del servicio también es muy pobre, en algunos casos solo dice “Publicidad”, por ejem­plo. El nombre de la persona receptora de estos pagos tam­poco se encuentra disponi­ble, a pesar de que se pidió vía Transparencia y que el juzgado emplazó por un período de 10 días hábiles a Nicanor para que cumpla con el pedido.

Igualmente, se suman a la lista de datos faltantes los res­ponsables de recibir el dinero en el caso de las transferen­cias económicas a organiza­ciones sociales, gubernamen­tales y no gubernamentales realizadas entre los años 2019 y 2020. Con respecto a esta categoría, tampoco se agre­garon las fechas exactas de los contratos.

Hay que destacar que este medio consultó con la pro­pia Contraloría General de la República (CGR) sobre qué se entiende por rendición de cuentas. “Básicamente, con­siste en que aquellos que reci­ben dinero público puedan, luego de un tiempo determi­nado, establecer la trazabili­dad del dinero con relación a la trazabilidad de las obras”, expresó Mario Florenciáñez, director general de Control de Rendición de Cuentas de la CGR.

Según el funcionario, para realizar esto se deben entre­gar bajo declaración jurada todos los contratos, facturas e informes que tengan vincula­ción con los gastos realizados, cosa que no realizó la EBY hasta la fecha. En realidad, Yacyretá solo ha compartido parte de la información, ya que de acuerdo a una investi­gación anterior de este medio, son más de US$ 70 millones los que ya se repartieron en ayuda social, según lo publi­cado en la web de la binacio­nal, y solo se ha subido infor­mación por valor de G. 7.178 millones (US$ 1,1 millones).

NO RECIBIÓ DINERO, PERO EN LA WEB FIGURA QUE SÍ

Ignacio Brizuela, intendente de Yabebyry.

También hay que resaltar que mediante un cruce de datos con intendentes de algunos de los municipios que aparecen en la lista de beneficiarios de las transferencias económi­cas, se pudo constatar que en muchos casos se trata en rea­lidad de donaciones de insu­mos, mobiliarios u otras cosas que compra la EBY y entrega a los distintos entes públicos y privados.

Este es el caso de, por ejem­plo, los G. 598.860.427 que figuran en el listado de transferencias económicas de la EBY a la Municipalidad de Yabebyry en concepto de “Inversión en equipamiento de la Escuela Básica Nº 1327 ‘Cristo Rey’ de la compañía Panchito López”. Se trata en realidad de una dona­ción que hizo la EBY a la zona, ya que fue la propia binacional la que compró el mobiliario y lo entregó al municipio, así lo confirmó el intendente Ignacio Brizuela. Sin embargo, en el resumen remitido al correo del periodista, como el que figura en la web de la entidad, se consigna como una transferencia económica, aunque no aparece el nombre del responsable que recibió el pago por parte de la binacional.

“Eso no manejamos nosotros, firmamos la recepción cuando llegan acá, pero eso maneja la EBY con sus llamados”, pun­tualizó. Con esto queda claro que no todo lo informado en la citada pestaña de transferencia económica, es así. No obs­tante, el intendente aseguró que en cuanto a otras transfe­rencias de dinero que reciben sí presentan rendición de cuen­tas a la EBY, una vez gastada la plata, por lo que Yacyretá tiene toda la documentación sobre esto y debe entregarla antes de que venza el plazo, este viernes 26 de marzo.

Dejanos tu comentario

2D

¿Está de acuerdo con que se aplique la doble escolaridad en el 2022?

Click para votar