Una verificación realizada en su momento por Contrataciones Públicas revela que Eventos y Servicios SA (ESSA) alteró el menú establecido y además no entregó los postres que hizo figurar en documentos.

POR JHOJHANNI FIORINI

Periodista de Investigación GN (0986) 800-145

La Dirección Nacional de Contrataciones Públi­cas (DNCP) realizó en junio del 2017 un informe de verificación de contrato de la licitación de G. 15.452 millo­nes para proveer de almuerzo escolar hecha por la Gober­nación del Guairá, cuando Rodolfo Friedmann estaba a la cabeza del ente. Según el documento la empresa ESSA, ganadora del llamado, distri­buyó alimentos en mal estado a los estudiantes.

En el escrito se menciona que el 50% de las frutas (manda­rinas) se hallaban podridas y fueron devueltas. Cabe men­cionar que la mandarina no formaba parte de las frutas contempladas en la adenda al pliego de bases y condicio­nes (PBC). Asimismo, Con­trataciones resaltó que solo se recibieron 142 mandari­nas, de las 268 que debieron ser entregadas.

En su descargo la empresa ESSA admitió que el hecho ocurrió en la escuela Divino Niño Jesús de la ciudad de Villarrica. “Las mismas fue­ron reemplazadas el mismo día por las frutas que corres­ponden al contrato y en excelente calidad”, expresó la firma adjudicada. Sin embargo, no se entregó nin­gún acta de recepción por las frutas reemplazadas, según el informe de la DNCP.

Parte del informe de Contrataciones Públicas donde se menciona las mandarinas podridas entregadas por ESSA.

Hay que destacar que ade­más de la fruta prohibida, la empresa ESSA entregó “menús” no contemplados en el PBC tales como: soyo, locrillo, fideo cortadito y locro. Los mismos tampoco cuentan con el “certificado de origen de producto y empleo nacional” del Minis­terio de Industria y Comer­cio (MIC). De acuerdo a la explicación de ESSA, esta modificación se hizo en vir­tud de una sugerencia hecha por una nutricionista.

Sin embargo, el PBC reza que “en situaciones excep­cionales que ameriten reali­zar modificaciones al menú, deberá solicitar a la convo­cante la modificación corres­pondiente”, esto último no pudo ser corroborado por la DNCP ya que no se presentó ningún documento en donde la referida profesional rea­lizara dicha sugerencia a la contratante.

Asimismo, no se presentó la autorización correspon­diente para realizar dicho cambio de menú. Por otra parte, la empresa provee­dora tampoco adjuntó el certificado de origen de los productos mencionados, incumpliendo así en uno de los puntos establecidos en el pliego.

“Se tuvo presente las necesidades primarias de los alum­nos y como consecuencia de ello, bajo recomendación de la nutricionista se optó por mejorar los alimentos según las necesidades de los alum­nos en edad de crecimiento”, fue lo que mencionó ESSA en su descargo. También en el informe se señala que “no se observó la entrega de los siguientes postres: dulce de mamón y ensalada de frutas, que se hallaban contempla­dos en la adenda”. Tampoco se presentó el certificado de origen para estos productos.

Finalmente, hay que recor­dar que este jugoso con­trato fue firmado por el propio Rodolfo Friedmann cuando aún era goberna­dor del Departamento del Guairá. Recientemente se descubrió que él mismo manejaba la empresa junto con su primo Álvaro Alfaro y un prestanombre identifi­cado como Alexander Tora­les, quien develó en detalles cómo el ex jefe departa­mental daba instruccio­nes sobre las finanzas de ESSA al punto de exigir su tajada de las recaudaciones provenientes del almuerzo escolar.

Precisamente, Friedmann afronta una imputación por el Ministerio Público por su vinculación con este tipo de licitaciones en donde, según chats de WhatsApp y audios revelados por este medio, él mismo manejaba a ESSA tras bambalinas.

Ayer martes, la Junta Depar­tamental del Guairá firmó una solicitud dirigida al pre­sidente de la Cámara de Sena­dores, Óscar Salomón, para la pérdida de investidura del ex ministro de Agricultura y Ganadería. El pedido fue fir­mado por nueve de los 12 edi­les presentes, que calificaron a Friedmann como “uno de los personajes más oscuros e impresentables que ha emer­gido a la palestra política”.

­SEPA MÁS

Esta denuncia sobre el mal estado de las mandarinas, que estaban podridas a la hora de ser recibidas por los estudiantes de la escuela Divino Niño Jesús, forma parte de otra docena de faltas al Pliego de Bases directamente relacionado al contrato. Cabe resaltar que estos cuestionamientos hechos por Contrataciones no pudieron ser levantados en su totalidad, como es el caso de las frutas podridas y los postres no entregados.

Dejanos tu comentario

14H

La Ley de Informconf aprobada ayer ¿ayudará de alguna manera a reducir el desempleo?

Click para votar