La semana pasada, el senador Rodolfo Friedmann y su esposa Marly Figueredo fueron beneficiados con medidas alternativas a la prisión en el proceso en que ambos están imputados por lavado de dinero. Pese al beneficio con la medida alternativa, ambos ahora pretenden tener un trato preferencial de parte de la justicia, alegando que Friedmann es senador y en el caso de la exmodelo por ser la esposa del legislador. Ambos procesados no desean cumplir normas de conducta impuestas por la Justicia.

El planteamiento de nulidad de la resolución judicial fue hecho por la defensa de Friedmann y su esposa, a cargo del abogado Guillermo Duarte Cacavelos. El profesional del derecho viene chicaneando el proceso que se abrió contra Friedmann y Marly por su supuesto vínculo con la empresa Eventos y Servicios SA (ESSA), que ganaba las licitaciones del almuerzo escolar en la zona del Guairá en el 2016 cuando Friedmann era gobernador. En esta investigación, ambos procesados fueron beneficiadas con medidas alternativas a la prisión, pero ahora plantean la nulidad de esa resolución, pidiendo trato preferencial de la justicia, pese a estar procesados por graves delitos.

Lea también: Friedmann busca que se le exima mínimas medidas cautelares impuestas

Friedmann está procesado por administración en provecho propio, lavado de dinero, asociación criminal y cohecho pasivo, todo en carácter de autor, mientras que su esposa, Marly Figueredo es investigada por lavado de dinero. Pese a las graves denuncias que pesan en contra de ambos, al senador se le impuso se le impuso una fianza de US$ 200.000, prohibición se salida del país, cambiar de domicilio y número de teléfono, mientras que a Marly Figueredo tiene prohibido salir del país y una fianza de US$ 100.000. En cuando a otras personas que son imputadas por lavado de dinero y asociación criminal se los envía a prisión, ellos recibieron el favor de quedar en libertad de parte del juez Rolando Duarte, quien interino el caso por una semana y cocinó todo a favor de sus amigos.

Sin embargo ahora la pareja plantea la nulidad de esta resolución y quieren quedar libres y sin tener que cumplir las reglas de conducta que fueron impuestas por el Juzgado Penal de Garantías.

A fin de lograr su objetivo, Friedmann invoca que es senador de la Nación y que debe concurrir al Senado, por lo que pide se le levanten las medidas que rigen. Sin embargo, entre lo dispuesto por el juez Rolando Duarte no existe ninguna prohibición para asistir a su lugar de trabajo. En el caso de Marly Figueredo, ella no es legisladora, pero igual pide que se le levanten las medidas por ser la esposa de un senador.

Podés leer: Caso Friedmann: Fiscalía debe determinar inmuebles y cuentas bancarias a bloquear

Dejanos tu comentario

11H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar