El Tribunal de Apelación en mayoría, integrado por los jueces Bibiana Benítez, Emiliano Rolón y Arnulfo Arias, revocó la inhabilitación y bloqueo de cuentas del senador colorado Rodolfo Friedmann y su esposa Marly Figueredo. El camarista Arnulfo Arias votó por ratificar el bloqueo y la inhabilitación de los dos imputados.

El argumento de los camaristas en mayoría fue que no se determinó el monto o los bienes inmuebles que se tenían que bloquear y que serían producto del lavado de dinero. Ahora el Ministerio Público deberá determinar qué inmuebles y cuentas bancarias se tendrá que embargar nuevamente a Friedmann y Marly Figueredo.

Esta resolución se tomó en el marco de la admisión de apelación general interpuesto por el abogado Guillermo Duarte Cacavelos, defensor legal del senador colorado, presentado el pasado 7 de octubre del 2020. En ese sentido, la instancia judicial decidió revocar los puntos impugnados del I y II de la resolución dictada por el juez penal de Garantías, Humberto Otazú.

Podés leer: Cacería de brujas: Friedmann contraataca y pide pérdida de investidura de Sergio Godoy

Antecedentes

A finales del mes de agosto, el juez penal de Garantías, José Delmás, decretó la inhabilitación y el bloqueo de todas las cuentas bancarias de Marly Eliana Figueredo (esposa de Rodolfo Friedmann), Silvio Alfaro Berloto (primo de Friedmann), Lourdes González de Melgarejo y Eduardo Domínguez, funcionario de la Gobernación de Guairá, imputados en el caso que sindica al exministro Rodolfo Friedmann.

En esa línea, el juez decretó la inhibición general de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles de las personas citadas más arriba, imputadas en el caso de presuntos hechos punibles de administración en provecho propio, lavado de dinero y asociación criminal en calidad de autoría.

Podés leer: Fiscalía imputa y pide prisión de padre del senador Friedmann

La Fiscalía solicitó el plazo de 6 meses para desarrollar la investigación y para la presentación del requerimiento conclusivo (acusación). Friedmann fue imputado tras las publicaciones en su contra por el negociado con la merienda escolar en su época de gobernador del Guairá (2013-2018) mediante la empresa Eventos y Servicios SA (ESSA), donde él aportó un capital operativo de G. 1.700 millones. Con respecto a la exmodelo Marly Figueredo, se le atribuye la supuesta comisión del hecho punible de lavado de dinero en calidad de autoría.

A la contadora Lourdes González de Melgarejo le atribuyeron los hechos punibles de administración en provecho propio, lavado de dinero y asociación criminal en calidad de autoría. Con relación a Eduardo Domínguez, funcionario de la gobernación que ejercía cierta función retirando pagos de bancos y haciendo depósitos en concesionarias.

Dejanos tu comentario

16H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar