Tras viralizarse la imagen de un instructor de gym con COVID-19 caminando por las calles asuncenas, el Ministerio Público anunció la apertura de una investigación sobre la supuesta violación de la cuarentena por parte del entrenador de un gimnasio ubicado en el microcentro capitalino.

El hombre fue visto, incluso, recorriendo algunos sitios públicos y comerciales, pese a que debía estar en cuarentena por su diagnóstico de COVID-19 positivo. Esto, según denuncias en redes sociales.

Lea más: Suman 35 casos activos de COVID-19 en Cordillera

La fiscal Belinda Bobadilla será la encargada de indagar la presunta violación de la cuarentena sanitaria y de las medidas preventivas por parte del instructor físico. La misma anunció que solicitará un informe a Vigilancia de Salud para saber cuándo se hizo la prueba y desde cuándo sabe que tiene la enfermedad.

El periodista Hernán Sotelo publicó a través de sus redes que incluso el gimnasio donde presta sus servicios tuvo que cerrar temporalmente sus puertas tras detectarse varios casos de COVID-19. Entre los afectados está este instructor, quien no habría cumplido su aislamiento obligatorio.

Seguidamente, el comunicador dio a conocer un escrito difundido por el hombre, quien justificó que se vio en la necesidad de violar su cuarentena para buscar efectivo para hacerse otra prueba.

Lea también: Laboratorio del Senacsa vuelve a operar en un 90% tras detectarse casos de COVID-19

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar