El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, advirtió que la peor etapa de la pandemia será todo el mes de julio ante la aparición de los diversos cuadros respiratorios propios de la estación. Indicó que también le preocupa de sobremanera que cada vez haya más cuadros graves de COVID-19 que terminan en fallecimiento.

“Creo que el invierno es fundamental, el mes de julio es clave, esta parte es la más crítica. Tenemos que mirar al 1 de setiembre más o menos”, respondió el ministro Julio Mazzoleni en entrevista con la radio Monumental, al ser consultado sobre cuándo se podrá tener un respiro.

La autoridad de Salud señaló que actualmente se observa que los contagios de coronavirus se dan en el ámbito social y se evidencia la no adherencia a los protocolos, al llevarse a cabo las reuniones sociales, cumpleaños y velorios con mucha gente.

Respecto a su principal preocupación, Mazzoleni sostuvo que está vigilando de cerca aquellos casos graves de COVID-19 que se dieron en la última semana, de modo de analizar si son situaciones puntuales o si se configuran en una tendencia.

“Nos preocupan ahora los casos de fallecimientos de personas que llegan con cuadros muy graves de la enfermedad y en ocasiones ni siquiera llegan a las camas de terapia. Son personas, todas ellas, con factores de riesgos asociados”, dijo sobre el punto.

Te puede interesar: Concejal de Minga Guazú dio positivo al COVID-19: todos van a cuarentena

Un solo paciente con COVID-19 costó 68 mil dólares

Por otro lado, el director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), Felipe González, manifestó que un solo paciente de COVID-19 costó al Estado un total de 68 mil dólares.

“Hoy nosotros nos quejamos de muchas cosas, pero yo puedo contar que me pasaron los datos sobre un paciente extranjero que se retiraba semanas antes del hospital. Ese paciente costó al Estado paraguayo 68 mil dólares, solo un paciente con COVID-19”, mencionó.

González manifestó en una entrevista a la radio 970 AM y al canal GEN que el alto gasto ya incluye los insumos, tratamiento, infraestructura y gastos rígidos como el pago al personal de blanco, altamente calificado para combatir el virus.

Lea también: Investigarán descomunales patrimonios: “No habrá impunidad”, advierten

Dejanos tu comentario

12H

Ante el salvataje de Friedmann ¿sería válida la opción de que legisladores expulsados vuelvan a sus bancas?

Click para votar