El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) presentó un protocolo de retorno seguro a la escuela con clases semipresenciales con la mitad de los alumnos en aula y la otra desde las casas, alternando.

El protocolo plantea dar clases con grupos reducidos, entre 10 y 15 estudiantes en cada aula bien aireada y con horario rotativo para que mientras un grupo esté en aula, el otro lo haga desde la casa y posteriormente intercambien. En cuanto a las actividades físicas (gimnasia, recreación y deportes), se podrán realizar en grupos reducidos.

La alimentación escolar se mantendrá en la modalidad de kit a ser retirado por las familias de los estudiantes inscritos en el programa. Las prácticas de bachilleratos técnicos serán de forma presencial. En cuanto a las pasantías, de existir estudiantes que aún no las hayan realizado, se considerarán las orientaciones de la Dirección de Educación Técnica.

Te puede interesar: Carla Bacigalupo alardea sobre su gestión y recibe lluvia de críticas

Las clases presenciales deben estar organizadas por disciplina, priorizando los contenidos imprescindibles. Se deberá dar continuidad a la modalidad a distancia, según los horarios de clases. Este protocolo podría implementarse como mínimo desde setiembre, siempre y cuando se cuente con el aval de Salud Pública.

Inicialmente se hablaba de que el retorno podría darse primeramente en zonas rurales, donde el acceso a las herramientas informáticas es más dificultoso. Incluso en su momento, el viceministro de Educación, Robert Cano, dijo que estaban analizando todas las posibilidades. Si bien se mencionó a setiembre como una probabilidad para que los alumnos vuelvan a los colegios, él sentó su postura a favor de que las clases presenciales deberían ser retomadas recién el próximo año.

Foto: Gentileza.

Lea también: Diputados aprueban con modificaciones proyecto de tope salarial sin afectar a binacionales


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar