Además de su delicioso sabor, la banana aporta una serie de beneficios para la salud del organismo: está llena de vitaminas y minerales como el potasio, previene la anemia y reduce la fatiga. Estas propiedades no se reducen a la fruta, sino también a la cáscara, que está llena de antioxidantes.

Las cáscaras de banana no están destinadas a desecharse. Según estudios dermatológicos, se puede aprovecharlas para realizar máscaras caseras y estimular la salud de la piel, especialmente del rostro. Sus poderosos antioxidantes le confieren la capacidad de combatir el efecto de los radicales libres y, por ende, los signos del envejecimiento.

Para aprovechar los beneficios de la cáscara de banana sobre la piel, se puede combinarla con unas cuatro cucharadas de aceite de almendras en un recipiente apto para “baño maría”. Posteriormente, se debe calentar el preparado con esta técnica durante aproximadamente 20 minutos, controlando que no hierva.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Leé también: Alternativas vegetales a los lácteos, ¿son realmente saludables?

Una vez que se retira del fuego, esta mezcla debe ir directo a la licuadora a fin de obtener una consistencia uniforme. Colar el preparado también es fundamental para eliminar cualquier residuo. La mascarilla se aplica directamente sobre la piel limpia en todo el rostro, dejando libre la zona de los párpados. Se puede dejar actuar durante 20 minutos para luego enjuagar con abundante agua.

Previa aplicación, se debe hacer una prueba en la parte interna del codo. Si existen reacciones adversas, se recomienda evitar su uso para evitar reacciones alérgicas. Antes de utilizar cualquier mascarilla, siempre es importante consultar a un médico dermatólogo.

Te puede interesar: Este es el vegetal que refuerza el colágeno y combate las arrugas

Dejanos tu comentario