Como han cambiado los tiempos. En épocas pasadas... a decir verdad, ni siquiera ha pasado tanto tiempo en que distinguidas obras de arte lograban ser adquiridas por montos inimaginables, de hecho, en la actualidad todavía es una actividad de lo más normal. Pero con la tecnología ha logrado penetrar en todos los sectores, desde cómo preparar un rico menú hasta como procrear un ser humano sin la falta de otro.

Tal es así que, aparentemente, ahora los memes son las nuevas obras de arte, ya que son comercializadas, al igual que una obra material. El primero fue el de Nyan Cat, creación del artista Christopher Torres, la cual fue subastada por Foundation, una plataforma dedicada al arte digital.

Es noticia: Tu decisión puede salvar vidas, advierte corto de Salud Pública

Ahora el meme conocido por el eslogan “Deal With It”, creado por el artista y diseñador norteamericano Ryder Ripps; y el cual es otro de los memes más populares que ha logrado permanecer por mucho tiempo; fue subastado por US$ 23.000, también por Foundation.

Se trata del meme que es reconocido por los graciosos lentes de sol negro acompañado de la frase “Deal With It”, que vio la luz en el año 2010 y desde entonces siempre logra ser tendencia en las diversas plataformas digitales... cuando alguien se sale con la suya.

Según publicaciones de medios internacionales, Ripps puso a disposición todos los derechos del meme y también su plantilla original de Photoshop en forma de token no fungible o NFT (Non-Fungible Tokens), un nuevo tipo de activos digitales. Al parecer cualquiera puede descargar este meme cuando lo desee, pero el sistema permite que las personas demuestren su propiedad digital de un activo en línea, para lo cual se activa una tecnología denominada “blockchain”.

Leé también: La historia de amor entre Karol G y Anuel AA llegó a su final

Entonces, también podemos decir que a partir de ahora ya podemos vender nuestros tuits, pero para ello, primeramente debemos entender cómo funciona el mercado llamado “valuables”. Una plataforma en la que las personas autorizan sus cuentas de Twitter y luego pueden grabar cualquier tuit que les pertenezca, creando un Token, o NFT, en la blockchain.

Esto hace que el tuit o contenido se registre en un libro de contabilidad que clasifica como: “Esta persona es el autor de este tuit y esta otra es el propietario”. El autor puede aceptar ofertas de cualquiera que desee comprar su tuit. Si el oferente y el interesado acuerdan un precio, el NFT se transfiere a su nuevo propietario.



Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar