La receta de hoy se trata de una torta de manzana invertida al horno para agasajar hasta al paladar más exigente. Disfrutá de este delicioso postre que puede ir bañado en caramelo de azúcar y acompañado con una bola de helado; además de un jugo o té.

Aquí te vamos a contar como preparar esta sencilla y práctica fórmula para degustar de esta propuesta dulce, que puede ser servida después del almuerzo, o bien a la hora del desayuno o la merienda.

Te puede interesar: Exposición de la colección Génesis Primavera 2020 de Cateura Accesorios

Ingredientes: 4 manzanas, 1 limón (zumo), 100 gramos de azúcar (para el caramelo), 300 gramos de harina leudante, 100 gramos de manteca, 4 huevos, 200 gramos de azúcar (1 taza) y 1 cucharada postre de esencia de vainilla.

Primeramente para hacer el caramelo de la tarta de manzana invertida, colocar el azúcar en una olla, agregar unas gotas de jugo de limón y humedecer con agua. Luego poner al fuego hasta que apenas aclare, porque si se oscurece mucho el caramelo se quema. El caramelo se utiliza para bañar la base y las paredes del molde.

Pelar las manzanas y limpiarlas sacando el interior, y luego dejar unos minutos en agua con limón. Cortar las manzanas en láminas y cubrir con ellas toda la base del molde (encima del caramelo).

En un bol, batir los huevos con el azúcar y la manteca derretida. Cuando se hayan integrado todos los ingredientes, añadir la esencia de vainilla y volver a batir un poco más. Por último, incorporar la harina poco a poco a la masa de la tarta invertida de manzana y batir hasta conseguir una mezcla homogénea.

Leé también: Tips para un pelo a prueba de verano

Vaciar la masa en el molde sobre las manzanas. Llevar la torta invertida de manzanas al horno a unos 180 ºC, por 30 minutos aproximadamente. Finalmente sacar, dejar enfriar, desmoldar y ya está lista para saborearla.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar