AFP.

La compañía privada que administra los derechos de autor del escritor y médico británico Arthur Conan Doyle (1859-1930), el creador de Sherlock Holmes, The Conan Doyle Estate, demandó a Netflix por presunta violación de derechos de autor en su reciente producción sobre el famoso detective.

La película “Enola Holmes”, protagonizada por la actriz de “Stranger Things”, Millie Bobby Brown, es una adaptación de Netflix de la serie de seis novelas “Los misterios de Enola Holmes” (2006-2010), de la escritora estadounidense Nancy Springer, que imagina que el detective tiene una hermana adolescente.

En la producción inglesa, en que también actúan Henry Cavill (“El hombre de acero”) y Helena Bonham Carter (“El club de la pelea”) y está dirigida por Harry Bradbeer, quien dirigió la aclamada serie “Fleabag”, tras la desaparición de su madre, la hermana pequeña de Sherlock Holmes huye para convertirse ella también en detective privada.

Aunque otro caso judicial previo determinó que las primeras novelas de Holmes son de dominio público, la nueva demanda alega que el detective solo manifestó sentimientos hacia las mujeres en los últimos 10 libros, que permanecen bajo control de Arthur Conan Doyle.

Leé también: Booktuber: Benicia Noia y un canal de videos dedicado a los libros

“Holmes se volvió más cálido. Se volvió capaz de entablar una amistad. Podía expresar emociones. Comenzó a respetar a las mujeres”, afirmó la demanda interpuesta el martes pasado en la corte federal de Nuevo México por la compañía The Conan Doyle Estate, formada en el 2000 por el agente literario estadounidense Jon Lellenberg y ocho parientes lejanos del escritor.

Muestra sus sentimientos

La demanda alega que Holmes solo muestra sus sentimientos en las novelas finales, argumentando que, por ende, la descripción de Springer y la adaptación de Netflix violarían sus derechos de autor.

También señala que cuando Doyle escribió las últimas novelas, había perdido tanto a su hermano como a su hijo mayor en la Primera Guerra Mundial: “Ya no era suficiente que el personaje de Holmes fuera la mente racional y analítica más brillante. Holmes necesitaba ser humano”.

El documento dice que además de usar personajes disponibles públicamente, las novelas de Springer copian las novedades originales de Conan Doyle en las historias que siguen estando protegidas por derechos de autor.

Te puede interesar: Invitan a taller de escritura online dirigido a jóvenes

“Entre otros elementos copiados, las novelas de Springer hacen un amplio uso infractor de la transformación del Holmes de Conan Doyle de frío y calculador a cálido, respetuoso y amable en sus relaciones”.

Además de Netflix, la demanda también se dirige a Springer, su sello editorial Penguin Random House y la productora del último filme, Legendary Pictures.


Dejanos tu comentario

6H

Ante el relajamiento ciudadano autoridades sanitarias analizan restricciones para las fiestas de fin de año. ¿Sería acertada la decisión?

Click para votar