Monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo de la ciudad de Asunción, destacó las acciones de la ciudadanía y de los sectores no vinculados al poder de turno para impulsar la economía solidaria en medio de la crisis sanitaria por el COVID-19 y ante los hechos de corrupción que salpican al Gobierno en cuanto al manejo de los recursos públicos.

“Los ciudadanos paraguayos nos ocupamos de los últimos y este es un llamado también a las autoridades nacionales, porque siempre se están escuchando quejas de corrupción de entidades nacionales que se aprovechan para hacer de las suyas con precios altísimos, ahora estamos descubriendo lo que siempre se hizo y se fue haciendo. La economía solidaria es la base de cómo nosotros podemos sobrevivir y subsistir en los momentos de pandemia”, comentó.

Lea también: Padres de colegios privados siguen pidiendo el 50% de descuento en cuotas

Las declaraciones de Valenzuela fueron realizadas tras recibir 4.000 kits de alimentos por parte de un sector cooperativo, que serán distribuidos en los sectores más carenciados, debido al proceso de cuarentena que estableció el Gobierno como método sanitario contra el coronavirus, el cual produjo un impacto en la economía.

“Uno de los principios de la economía es la economía solidaria, seguro en este nuevo orden mundial se estará implementando. La economía solidaria manifiesta unidad, cooperación, sensibilidad; este gesto es muy importante, el gesto mayor de nuestros hermanos cristianos es aquello que Jesús nos ha pedido amarnos los unos con los otros. Ese amor no debe ser simplemente de palabras, no hay palabra más clara de amor que los hechos”, sostuvo en comunicación con la radio Universo 970 AM.

Lea también: El Vicepresidente cree impostergable una reforma estatal


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar